article-thumb
   

Asesino de Texas condujo al menos nueve horas para perpetrar el crimen

Reinaldo Villanueva | 5 agosto, 2019

Caracas.-  Foto Portada: El País. Patrick Wood Crusius de 21 años, quien ocasionó pánico este sábado a los ciudadanos de Texas, Estados Unidos, condujo al menos unas nueves horas para poder perpetrar el crimen donde murieron 22 personas y otras resultaron heridas.

Le puede interesar: México evalúa presentar demanda internacional por terrorismo

Al parecer el crimen lo llevó a cabo por acto de racismo, ya que Brown como también es conocido publicó un texto en Internet que hace referencia a una “invasión hispana” y planteaba: “Si podemos deshacernos de suficientes personas, nuestra forma de vida puede ser más sostenible”, refirió el portal digital El País.





El ataque puede ser considerado además un delito de odio por el escrito de 2.300 palabras colgado que promueve la teoría supremacista blanca conocida como “el gran reemplazo”.

Por otra parte, el sujeto se graduó en la escuela secundaria Plano Senior en 2017, ubicada en Plano (Texas). En la foto del anuario aparece ataviado con traje y pajarita, con una expresión muy seria en el rostro. Tras acabar el colegio se matriculó ese mismo año en la Universidad de Collin, cerca de su hogar, donde estudió hasta esta primavera, según NBC News. “Collin College está dispuesto a cooperar plenamente con las autoridades estatales y federales en la investigación de esta tragedia sin sentido. Nos unimos al gobernador y a todos los tejanos para expresar nuestro sincero dolor por las víctimas del tiroteo y sus seres queridos”, indicó NBC News.

Crusius era “un tipo muy solitario”, según las descripciones de sus vecinos. Muchos de los entrevistados por los medios locales no sabían siquiera que vivía en el vecindario de Allen, un suburbio del estado sureño ubicado a nueve horas en coche del lugar de la masacre.





Una antigua vecina, Leigh Ann Locasio, le ha descrito como una persona “muy solitaria, muy distante”, que se sentaba siempre solo ya fuera en el autobús, el colegio o el instituto. “Nunca interactuaba mucho con nadie”, ha agregado.

Jacob Wilson, antiguo compañero de clase, le ha definido como un joven “con determinación”, con el que sin embargo no querían trabajar otros chicos de la clase por su “carácter irritable y explosivo”. Wilson refiere episodios de acoso por parte de sus compañeros: “Cada vez que levantaba la vista en clase, alguien le hablaba en mal tono. Decían que Patrick era una nulidad, un tonto”.

 

 

Comentarios

comentarios