article-thumb
   

Así el Gobierno habría armado “pruebas incriminatorias” en contra de Jesús Medina

El Cooperante | 4 septiembre, 2018

Caracas.- El reportero gráfico Jesús Medina Ezaine fue privado de libertad en días pasados y recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, estado Miranda, tras salir del Hospital Universitario en Caracas con dos periodistas peruanos que realizaban un trabajo sobre la crisis hospitalaria del país. Ahora, la Fiscalía General de la República le imputa en primer lugar el delito de “instigación al odio”.

Lea también: Requesens fue obligado a colocarse ropa interior sucia, denuncia su abogado

“El resto de los delitos se conectan entre sí de la siguiente manera: Legitimación de capitales: al ser un reportero gráfico independiente recibía pago en divisas por cada colaboración y movimientos en bolívares que se reflejan en su única cuenta en el país. No cotiza en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. No tiene empleador en Venezuela”, escribió la periodista venezolana, Maryorin Méndez, de NTN24.

En su cuenta en Twitter, la comunicadora continuó describiendo una a una las presuntas pruebas en contra de Medina. “Asociación para delinquir: Interpretan el pago en dólares como una negociación para sacar reportajes que ‘perjudiquen’ al Gobierno. Ejemplo: ‘Socialismo, la peste del Siglo XXI’, de Gustavo Tovar Arrollo”.

Trascendió que Medina se encuentra aislado en Ramo Verde en la celda llamada “El Tigrito”. Allí llegan todos los presos políticos y permanecen así los 45 días que dura la “investigación” del caso para luego ir a la audiencia de juicio. Familiares de Medina denunciaron este martes también que funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional estarían “merodenado” su vivienda en Caracas nuevamente.


De acuerdo con lo reseñado por el portal 800 Noticias, Medina había sido detenido varias veces. El 7 de octubre de 2017, Medina fue aprehendido junto a dos periodistas extranjeros y presentados en los tribunales por ingresar a Tocorón, una de las cárceles más peligrosas del país; el 5 de noviembre de 2017 desapareció por tres días y luego apareció golpeado. Días antes había alertado que estaba recibiendo amenazas por publicar un reportaje sobre la realidad de ese centro penitenciario, ubicado en el estado Aragua.

Comentarios

comentarios