article-thumb
   

Así es por dentro la mansión de Cristina Kirchner que están allanando en El Calafate (+Fotos)

El Cooperante | 26 agosto, 2018

Caracas.- El senado de Argentina autorizó el pasado miércoles por unanimidad el allanamiento de las tres residencias de la expresidenta Cristina Kirchner en Argentina, un paso más en la causa judicial que investiga millonarios sobornos para adjudicar contratos de obra pública.

Lea también – Senado autoriza allanamiento de residencias de Cristina Kirchner en Argentina

La votación fue afirmativa por parte de los 67 senadores presentes en la sesión, incluida la propia Cristina Kirchner. No hubo abstenciones. El pedido de allanamiento había sido solicitado por el juez Claudio Bonadio y requería la votación en el Congreso, pues la exmandataria (2007-2015), elegida senadora en 2017, está amparada por fueros parlamentarios.

El diario El Clarín obtuvo fotos exclusivas del inmueble. La casa está ubicada junto al hotel boutique “Los Sauces” que ella mismo ordenó construir, y que desde hace tres semanas está bajo la lupa por denuncias de corrupción que incluyen coimas, bolsos millonarios con dinero negro y el testimonio de una decenas de arrepentidos, entre ellos dos ex funcionarios.

¿Cómo apareció el hotel en los cuadernos de la corrupción? Si bien Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta (N°3 de Julio De Vido) no lo menciona entre sus anotaciones, sí lo hizo Claudio Uberti, al arrepentirse. Según fuentes que conocen el contenido de las declaraciones del ex funcionario ante Bonadio, durante un viaje oficial del matrimonio presidencial a Nueva York, Néstor Kirchner le dijo a Uberti que le pidiera al empresario hotelero Juan Carlos Relats que pusiera 105.000 dólares mensuales porque “Cristina está haciendo una construcción en Los Sauces y necesita plata blanca.


Pegada a esa edificación está la vivienda construida por el arquitecto Antonio Cañas, que tiene una superficie de cerca de 500 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas. En el piso de arriba, está el dormitorio de Cristina, en suite con un baño con hidromasaje, y el de Florencia, también con baño en suite.

Abajo, al ingresar por la puerta principal uno se encuentra con un imponente hogar y sala de estar. Las paredes son de color bordó y tienen detalles en piedra. El piso es de madera oscuro y las aberturas son amplias, con bordes blancos y ventanales grandes.

Y luego está el subsuelo, quizás uno de los lugares en los que más concentren su trabajo los oficiales judiciales. Es un lugar amplio donde hay un gimnasio de gran extensión, un lavadero, sala de máquinas y una pequeña habitación de guardado. La propiedad está rodeada por vegetación variada y sobre todo árboles que bloquean la visión hacia el interior. En el patio, hay un deck de madera con mesas y reposeras para descansar y tomar algo de sol.

 

 

Comentarios

comentarios