article-thumb
   

Así los sobrinos Flores prometieron acceso a la rampa presidencial para despachar drogas

El Cooperante | 18 julio, 2018

Caracas.- El 23 de octubre de 2015, Efraín Campo Flores y Franqui Flores enviaron a un grupo de personas a bordo de motos y camionetas policiales a recoger, en un hotel de Caracas, a Santos Peña y a su hijo, José Santos Hernández. Los Santos llegaron a la reunión posando como altos rangos del Cartel de Sinaloa y resultaron ser, en realidad, fuentes confidenciales de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Lea también: ‘Porque soy Flores’, el reportaje multimedia que mostrará de cerca el arresto de los sobrinos de Cilia

La reunión inició cerca de las 8:00 de la noche y duró poco más de dos horas. El tema central fue la promesa del acceso a la rampa presidencial del aeropuerto más importante de Venezuela, ilimitado y supervisado por ellos mismos, para hacer despachos de drogas, se publicó en la página web porquesoyflores.com.





Flores garantizó a sus nuevos socios que la DEA no tenía presencia en Venezuela; Campo presumió de su capacidad de obtener cualquier cantidad de narcóticos y un avión Gulfstream II.

En esta reunión también, según la Fiscalía, revelaron sus verdaderos motivos: conseguir 20 millones de dólares para contribuir con la campaña de su tía, Cilia Flores de Maduro, a las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015. Campo se declaró en “guerra” con los Estados Unidos.

El audio de la parte I de la primera reunión en Caracas forma parte de ‘Porque soy Flores’, un reportaje multimedia publicado el 15 de julio sobre el arresto por narcotráfico de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela que estará progresivamente disponible a través de la página porquesoyflores.com.





 

Comentarios

comentarios