Connect with us

La Lupa

Así opera el Tren del Llano, la megabanda que azota Guárico, Sucre y Aragua

Cuenta con unos 300 hombres armados y tiene alianza con varias organizaciones criminales como el Tren de Aragua, con presencia en 12 estados de Venezuela y presuntamente con la exguerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia. "El centro de la banda eran individuos que habían salido de las Fuerzas Armadas. El Picure mantenía nexos con la FANB porque él fue sargento de ese componente, pero también tenían efectivos de tropa, del ejército, de la Guardia Nacional Bolivariana, por eso tenían fácil acceso a las armas y además, en aquel tiempo se registró un proceso importante de transferencia ilícita en los cuarteles por vías de corrupción, no existían los controles que hay hoy en día", dice Javier Mayorca

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- El pasado jueves 2 de diciembre, un video de al menos 30 hombres con armas, chalecos y rostros cubierto se viralizó en redes sociales. Se identificaron como el "Tren del Llano" y el mensaje a las autoridades del estado Sucre fue claro: "Seguimos de pie, tras la muerte de nuestro líder Malony". Pero el Tren del Llano no es una organización delictiva desconocida para los cuerpos de seguridad, ya que opera desde hace más de 10 años, cuando se consolidó como la primera megabanda del país gracias al terror que infundió su líder y fundador, José Tovar Colina, así lo explicó el periodista experto en sucesos Javier Ignacio Mayorca.

Lea también: "Los vamos a reventar": El Tren del Llano amenaza tras la muerte de su líder

El video de 52 segundos fue difundido por el Tren del Llano luego de que se dieran a conocer detalles sobre el operativo donde fue eliminado Gilberto Malony Hernández, alias "el Malony", quien lideraba la megabanda desde hace varios años. Para Mayorca es importante entender cómo ha operado durante tantos años la megabanda que debe su nombre -al igual que el Tren de Aragua- a las actividades de extorsión y secuestro que surgieron en torno a los sindicatos de la construcción de ferrocarriles en el interior del país.

"Fue identificada como megabanda según los parámetros que pudimos establecer de la documentación de los cuerpos de seguridad. Tiene al menos 30 hombres en su núcleo duro, un poder de fuego superior a las bandas tradicionales, usan armas de guerra y un menú de delitos que se amplió con el paso del tiempo, pero que empezó con el robo de vehículos, extorsión y secuestro. Posteriormente, el tráfico de drogas en modalidad de transporte, asesinatos, etc.", declaró vía telefónica a El Cooperante.

La principal característica del Tren del Llano, anteriormente conocida como la banda de "Concha de Mango", es que surgió en una zona semirural, en Altagracia de Orituco, específicamente en la población de Memo, estado Guárico, pero mantenía el control en la carretera que conecta Guárico con el estado Aragua.

"Inició como cualquier banda, pero al igual que el Tren de Aragua, su pie de fuerza estaba aglutinado en torno a los sindicatos de la construcción del ferrocarril y otras obras como la construcción de viviendas que iban a estar alrededor de la vía férrea o que servían para albergar a los jefes de obra. Todos estos proyectos representaron una inyección importante de dinero en una zona económicamente deprimida, donde la principal actividad es la ganadería y el agro. Los integrantes de esta banda coaptaron al sindicato, se adueñaron de ellos como una especie de cangrejo ermitaño y empezaron a crecer", detalló. "Es así como a través de la extorsión dentro de la obra hacia los obreros y hacia los individuos que contrataban fueron creciendo y cuando llegó la parálisis de todos estos planes ya se había convertido en una estructura delictiva importante".

Advertisement

Pero no siempre se llamó el Tren del Llano, al principio era conocida como "Concha de Mango" por el caserío donde operaba que está ubicada cerca de la población del Sombrero. Mayorca subrayó que a diferencia de otras bandas, su principal líder, "El Picure", era un individuo que formó parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y esto le permitió fortalecer su imperio delictivo.

"El centro de la banda eran individuos que habían salido de las Fuerzas Armadas. El Picure mantenía nexos con la FANB porque él fue sargento de ese componente, pero también tenían efectivos de tropa, del ejército, de la Guardia Nacional Bolivariana, por eso tenían fácil acceso a las armas y además, en aquel tiempo se registró un proceso importante de transferencia ilícita en los cuarteles por vías de corrupción, no existían los controles que hay hoy en día", afirmó.

El Tren del Llano después de la muerte de El Picure

Bajo el dominio de El Picure, el Tren del Llano operaba en Guárico desde el año 2008. El Picure se convirtió en uno de los 40 criminales más buscados de Venezuela y tras su muerte en 2016, la banda se tuvo que reagrupar ya que surgieron varias disidencias.

"Para el año 2016, El Picure se había convertido en un problema de seguridad pública porque asolaron tanto a la gente y a esas obras de la construcción que el terror llegó a representantes de las empresas provenientes de China y otros países. El gobierno chino le escribió a la Cancillería venezolana para que garantizara la seguridad de sus connacionales. Esto no salió a la luz pública, pero fue así. El Picure era un problema de seguridad ciudadana, pero tenía connotaciones internacionales por que estaban afectando a estos extranjeros".

Para entonces, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) elaboró un informe extenso sobre la banda de El Picure, en el cual se detalló que para habían asesinado a al menos 14 personas, entre ellos efectivos del CICPC.

Advertisement

"Esto causaba mucha molestia a este cuerpo de seguridad, pese a que lo cierto es que la banda -como todas- mantenía relaciones estrechas con todas las policías del norte de Guárico. Tanto es así, que para poder abatirlo, fue necesario enviar una comisión de Caracas en secreto porque desde el secretario de seguridad, jefes policiales y miembros de todos los cuerpos tenían relación con El Picure. Eso es un esquema de relación general de las bandas, porque intentan garantizarse la impunidad a como de lugar", enfatizó.

Tras la muerte de El Picure, entre 2016 y 2020, alias “Malony”, logró reagrupar la megabanda y fortalecerla mediante alianzas con bandas de otros estados. De lo que quedó tras la muerte de El Picure, alias "Fiper" se estableció en Camatagua y dejaron Memo a otras bandas. Otros se fueron a Calabozo y al estado Aragua, pero Malony que era lugarteniente de El Picure se quedó en Guárico unos dos o tres años después, y en 2020 se estableció en el estado Sucre.

"Sucre tiene las condiciones ideales para que florezca todo tipo de delincuencia organizada, entre ellas el abandono por parte del Estado, la miseria y desde el punto de vista geográfico tiene una comunicación estratégica para el desarrollo de actividades de exportación legal e ilegal", comentó Mayorca.

Malony creció en Altagracia de Orituco, desde temprana edad participó en robos y asesinatos y se graduó en la banda de “El Picure”, por eso se autodenominó “El Picurito”.

"Malony se comió la luz"

Según reportes policiales, alias “Malony” fue dado de baja el pasado 8 de noviembre. Sin embargo, Mayorca aclaró diversas informaciones sobre el operativo donde actuaron 500 efectivos de la GNB, Cicpc y el FAES (Fuerza de Acciones Especiales).

Advertisement

"Malony estaba posicionado en San Juan de las Galdonas, en esa zona operan al menos seis bandas más y Malony no era el más grande de los delincuentes, esto es muy interesante porque hemos analizado que Malony se comió la luz o pisó un cayo que no debía", declaró. "Por eso le tiraron toda la caballería, pese a que las bandas más grandes están hacia los lados de Guiria y no en San Juan de las Galdonas donde hay una playa muy hermosa, pero es una población abandonada de todo, no tiene servicios públicos, es un pueblo muy pequeño donde lo que hay es un párroco y algunos consejos comunales, ni siquiera hay policía".

En palabras de Mayorca, Malony estaba asolando esa zona, pero todo el estado Sucre está igual debido al control que ejercen las diferentes bandas sobre la población.

"Malony se metió contra un interés más poderoso y por eso le enviaron 500 hombres del FAES, Cicpc y GNB. Este tipo de operación es muy rara en el estado Sucre porque las fuerzas de seguridad del gobierno nunca habían desarrollado una operación de tal magnitud", recalcó.

Al tiempo que aclaró que ese día en esa zona solo se registraron 11 muertos y no 18 o 35 como se ha dado a conocer en diversos medios de comunicación y acotó que debido a cómo se desarrolló el operativo, nadie fuera de los cuerpos de seguridad puede tener certeza de lo que realmente ocurrió.

"El conteo oficial es 11 muertos y todos fueron abatidos en la calle principal de San José de las Galdonas, entre las 7:50 a.m. y 3:50 p.m. Todos fueron muertos por resistencia a la autoridad, es lo que uno supone porque no vimos los cadáveres y esto hay que decirlo porque en este tipo de operativos no se sabe que hay detrás. Esta población es de difícil acceso, queda a 15 horas de la ciudad capital y debido a que los muertos no están oficialmente identificados porque no portaban cédula o se las quitaron, uno no sabe qué jugada puede haber allí. No sabes si alguien pagó para que lo den por muerto, algo que no es nada nuevo porque en Venezuela y en Colombia hay una larguísima historia de criminales de renombre que fingen su muerte, con complicidad de las autoridades para tener una vejez tranquila".

Advertisement

Violencia 2.0

Sobre las diferencias y semejanzas de el Tren del Llano con otras megabandas que operan en el país, como la de Wilexis que opera en Petare, específicamente en el barrio José Félix Ribas y la banda del Koki, Mayorca indicó que son clasificadas por su gran poder de fuego, la cantidad de sus hombres y por como imparten miedo para ser respetados: el uso simbólico de la violencia.

"La banda del Koki está en fase de agrupamiento, la de Wilexis está vivita y coleando, pero las megabandas comparten características: todas tienen básicamente un pie de fuerza de 30 o más hombres, han acumulado un gran poder de fuego y el tipo de violencia que ejercen sobre su entorno y sus propios miembros es particular, ya que tiene un sentido simbólico muy interesante porque va orientada a impartir miedo, más que a generar un gran número de víctimas. Emplean la violencia para representar una amenaza y es esto lo que mantiene las filas cohesionadas y a lo externo, evita a los informantes".

Mayorca refirió al caso de la megabanda de Eduardo Delicias, quien fue asesinado el pasado fin de semana en Barlovento (3 de diciembre), pero que en el mes de marzo se hizo viral debido al asesinato de dos activistas.

"A estas 2 activistas sociales no solo las mataron, sino que las quemaron, desmembraron y exhibieron sus partes en distintas vías del pueblo para que la gente sepa que les pasará si la banda se entera de que alguien está informando a las autoridades. Estas activistas tenían contacto con buena parte de la población porque distribuían CLAP".

Muchas veces estos asesinatos dantescos con grabados y difundidos, es lo que Mayorca define violencia 2.0.

Advertisement

"No es solo la violencia física, sino que hay un interés de que esto se convierta en una especie de advertencia para toda la comunidad. Las redes sociales son vitales para su difusión, pese a que lo hacen de forma muy rudimentaria. Muchos plantean que esto tiene su origen en México en el Cartel de Jalisco Nueva Generación o los antiguos Zeta, pero muchos difieren".

Estas megabandas emplean la violencia de forma simbólica y el gran arsenal de armas con el fin de generar víctimas es bastante reducido.



Tendencias