article-thumb
   

Así se le volvió a enredar el discurso a Maduro con el petro y la “dictadura del dólar”

Danny Leguízamo | 23 octubre, 2019

Caracas.- Adiós al discurso de la independencia de Venezuela sobre el dólar. Adiós a los yuanes. Al rublo.  A la independencia de la “dictadura del dólar”. Adiós a todo. Tanto nadar, para morir ahogado en la orilla. Nicolás Maduro pronunció este martes en la tarde un discurso en el que prometió a los “ahorristas” en petros, la posibilidad de convertir estos presuntos activos en divisas. Y es que tras varios años jurando la independencia del dólar, lo único que terminó siendo posible fue el desmontaje del control de cambio; la libre circulación del dólar en el país; la homologación del tipo de cambio interbancario con la tasa del dólar paralelo, y hasta el ofrecimiento de convertir petros en divisas.

Le puede interesar: El plan de Maduro para “poner divisas” en manos de tres millones de venezolanos

“Anuncio a los ahorristas en Petro, es decir, a más de 3 millones de ahorristas, a la fecha, que a partir del día de hoy, a través de los mecanismos de la Superintendencia de Criptomoneda (Sunacrip), del Banco Central de Venezuela (BCV) y de la Vicepresidencia de Economía, voy a proceder a convertir todos los Petros ahorrados en bolívares, de estos 3 millones de ahorristas, en petros convertibles en divisas y que puedan comprar en divisas en cualquier empresa, en cualquier comercio”.





Y se apresuró a poner un ejemplo, como para que no quedaran dudas:

“Yo tengo dos Petros ahorrados, en bolívares, esos dos petros, a partir de hoy, comienzan a ser dos petros en divisas convertibles, es decir, 120 dólares”, dijo.

Atrás quedó el discurso de la independencia económica. En apenas dos o tres frases, Maduro despachó toda la verborrea de 20 años con respecto al dólar. Y es que el anuncio oficial del petro, justificaba su creación precisamente en el abandono del dólar como modelo.





“Esta iniciativa se da a raíz de la imposición del dólar estadounidense como moneda internacional de respaldo y la posterior sustitución del patrón oro por el modelo fiduciario, la economía mundial ha sufrido de incertidumbre e inestabilidad producto del basamento en una moneda sin respaldo, que ha resultado especialmente pernicioso para las economías emergentes”, se lee en una publicación de octubre de 2018 del Ministerio de Comunicación e Información.

También prometió el Gobierno utilizar el petro como una ventana hacia lo que ellos denominaron autonomía financiera con proyección a otra economías emergentes.

“Las políticas que se aplicarán para la promoción del Petro también estarán orientadas a aumentar el atractivo de la plataforma como un instrumento para el desarrollo de innovaciones y aplicaciones que contribuyan al crecimiento y la autonomía financiera de Venezuela con proyección a otras economías emergentes”, remata el texto del Minci.

Pero sin ir muy lejos, el propio Maduro reiteró en mayo de este año que ahora sí se acabaría la dictadura del dólar, pues su régimen iba a liberar a Venezuela “del yugo imperialista”, pues su economía “será totalmente libre e independiente para producir todo. Todo es posible”, sentenció.

Pero lo único que terminó siendo posible fue el desmontaje del control de cambio; la libre circulación del dólar en el país; la homologación del tipo de cambio interbancario con la tasa del dólar paralelo, y hasta el ofrecimiento de convertir petros en divisas.

 

 

Comentarios

comentarios