article-thumb
   

Asientos vacíos: Famosos celebrarán estas navidades entre la nostalgia y el éxodo

Génesis Saavedra | 21 diciembre, 2018

Caracas.- El 2018 ha sido uno de los años más difíciles que ha atravesado Venezuela a lo largo de toda su historia y, en el mes de diciembre, se aprecia con fuerza las drásticas consecuencias que ha dejado la crisis en el país, pues en las mesas venezolanas se sentirá la ausencia de más de tres millones de ciudadanos que decidieron abandonar la nación en busca de una mejor calidad de vida y nuevas oportunidades de trabajo.

Lea también — Así le dieron la bienvenida a la Navidad los famosos venezolanos (+Fotos)

Una evidencia de ello es el afamado entrenador de la Organización Miss Venezuela, Richard Linares, quien, como millones de familias venezolanas, recuerda con nostalgia que diciembre era un mes de reencuentro y de unión familiar en el país, en el que las personas disfrutaban comiendo la típica cena navideña, repartiendo regalos a los más pequeños de la casa y realizando intercambios con los seres queridos y amigos.

Sin embargo, Linares confiesa en una entrevista exclusiva a El Cooperante, que estas navidades serán diferentes y difíciles, debido a que “ya casi todos los integrantes están fuera de Venezuela”. En este sentido, afirmó que celebrarán estas fechas por video llamada, pues prácticamente cada una de las personas que quiere se encuentran viviendo en el extranjero. Un escenario que se repite en la mayoría de los hogares del país.

El entrenador de reinas de belleza, reveló que el recuerdo más lindo que tiene de la Navidad es ser testigo de “los fuegos artificiales que iluminaban los cielos caraqueños”, una costumbre que por la crisis que atraviesa el país ha ido menguando dramáticamente.

Linares desvela que el regalo que más le ha gustado en estas fechas fue haber recibido un Super Nintendo cuando era un niño, al tiempo que explica que lo que más disfruta en dicha época del año es poder degustar las comidas típicas navideñas.

La Navidad la pasará en su casa en Venezuela, con los pocos integrantes de su familia que todavía siguen en el país, con quienes realizará el famoso amigo secreto y jugarán el regalo robado, además, degustarán el plato típico de navidad.

De igual manera, indicó que el año nuevo también estará con sus seres queridos. Agregó que este diciembre seguirá la costumbre que muchos venezolanos suelen hacer cuando suena el cañonazo: usar ropa interior amarilla, comer doce uvas y, “además, salir a dar feliz año con una maleta para viajar bastante”.

Expresó que extrañará a los amigos que se fueron del país durante el 2018 y que este ha sido un año “de reinicio”, debido a que dejó “de hacer lo que venía haciendo desde hace 20 años, ahora me dedico a escribir y a mis negocios personales”.

Richard Linares, quien sostuvo que continuará trabajando en el país “a pesar de las adversidades”, envió un mensaje de Navidad a los venezolanos, a quienes instó a tener “esperanza y fuerza, pues no hay mal que dure 100 años…”.

“Prosperidad para todos los venezolanos y que regresen los que tuvieron que marcharse a buscar calidad de vida y seguridad”, fue su deseo para Venezuela en el 2019.

Juan Carlos Barry, “El Machazo”

En la otra cara del escenario del éxodo venezolano se encuentra Juan Carlos Barry, mejor conocido en el mundo del espectáculo como “El Machazo”, quien debió recorrer 4505 kilómetros hace casi tres años para establecerse en Estados Unidos, país que le abrió las puertas para retornar a su carrera profesional de Hotelería y Turismo, que ejerció antes de entrar al programa humorístico Radio Rochela, transmitido por Radio Caracas Televisión (RCTV).

Barry entró durante más de dos décadas en los hogares venezolanos, para robar millones de risas con un sin fin de personajes en Radio Rochela. También trabajó en el programa matutino Portada’s y en el espacio humorístico A que te ríes, transmitidos por Venevisión.

Además, incursionó por muchos años en el mundo del teatro, en el que se desempeñó como productor, director y actor de obras, al tiempo que, estuvo en varias emisoras del país.

El Machazo recordó que fue hace aproximadamente dos años y medio que decidió emigrar a Estados Unidos. Confiesa que las razones que lo llevaron a salir del país se concentran en cuestiones personales y en la “crisis humanitaria” que atraviesa Venezuela.

Barry deja de lado el humor para desnudar su corazón al hablar sobre las navidades fuera de Venezuela, explica que estas fechas son “muy dolorosas y tristes para mucha gente que está separada”. Confiesa que su corazón está entre Venezuela, donde siguen algunos familiares y amigos, como su única nieta, y República Dominicana, donde se encuentra su hija mayor y un hermano, a quienes le gustaría poder abrazar y tener a su lado.

Apuntó que pasará estas fechas con su pequeña hija, esposa y algunos amigos en su casa. “Vamos a pasarla en familia como los años anteriores, pero, por supuesto, extrañando muchísimas cosas. Extrañando siempre a mi otra hija, quien está en República Dominicana y extraño todos los días. Le pido a Dios que me dé la oportunidad de estar con ella, abrazarla y poderla tener aquí, a mi lado”.

Asegura que es “muy difícil” estar fuera de Venezuela, pues “extraña un mundo” a su país y a los seres queridos que todavía siguen en el territorio nacional. “Como quisiera tener a mi nieta aquí, quisiera abrazarla”.

Al ser consultado sobre qué es lo que más extraña de pasar las navidades en Venezuela, Barry asegura que echa de menos todo lo que significa estas fechas para el país.

 “Extraño todo, absolutamente todo. La llamada de los amigos para invitarte a su casa, el intercambio de regalos con compañeros o simplemente hacer un show de navidad, ver a la gente, ir de compras. El ambiente navideño en la Caracas de antes, de la buena Caracas, donde veías muchas rifas en las calles, las gaitas, todas las luces de navidad adornando todos los apartamentos. El ambiente navideño hermoso que todos sabemos y que todos extrañamos”, precisa.

“Esto me afecta muchísimo porque de verdad a mí la navidad me encanta, y me da mucha tristeza no poder estar en Venezuela disfrutando de las navidades y no solamente yo, sino muchísimas familias. Siempre oro y le pido a nuestro altísimo Señor Todopoderoso que algún día nos devuelvan a Venezuela, no como era antes, sino que por los menos nos las devuelvan, que nosotros nos encargaremos de reconstruirla para estar en familia y pasar muchísimas navidades más”, específica.

Sobre sus navidades en Estados Unidos, declaró que prepararán el tradicional plato navideño venezolano, aunque en ese país se acostumbre a comer pavo, algo que a Barry no le gusta, debido a que prefiere hacerse “un lomo relleno”.

“Aquí, el pernil es un poco difícil de conseguir, pero sí se consigue, no del tamaño en el que se encuentra en Venezuela, pero sí se consigue un pequeño lechón. Probablemente hagamos un lechón también, pero todo en familia”, añadió.

Ivette Domínguez

La actriz y entrenadora de Fitness venezolana, Ivette Domínguez, comentó que la Navidad para ella es una época en la que honra a sus padres, quienes ya fallecieron. Además, son unas fechas en las que sigue las tradiciones que su madre dejó muy arraigadas en su memoria y corazón.

Recuerda que cuando era una niña junto a sus hermanos, su mamá siempre les decía el 24 que se fueran a acostar temprano para que llegara el niño Jesús, el cual no ponía en el arbolito de navidad, sino que dejaba los regalos en los zapatos de cada uno de sus hijos, una costumbre que también la repitió Ivette cuando se convirtió en madre.

La mujer que descubre que su mejor regalo de navidad fue una caja de Prisma color de 24, admite que lo que más disfruta de la Navidad es poder reunirse con su familia: su hija, hermana, sobrinos y amigos, para poder cocinarle las hallacas, ensalada de gallina y su elogiada torta negra que, asegura, es u mayor especialidad. Sin embargo, manifestó que este año también preparará lentejas, pues “son prosperidad”.

Cabe destacar que debe elaborar dos platos, debido a que sus sobrinos son celíacos. “Les preparo una carnita molida con unas deliciosas batatas al horno y su arrocito, así como una deliciosa torta para celiacos porque ellos también merecen comer algo dulce”.

“Pasaré las navidades con mi hija, con mi hermana, mis sobrinos, cuñados y amigos más cercanos. La pasaré en Caracas, seguramente en mi casa, porque a ellos les encanta que yo cocine y, ese día me luzco ¿Por qué? Porque hago mi maravillosa torta negra y mis hallacas con huevos, así comemos los orientales”.

Una cena que la actriz de teatro y televisión repetirá el 31 de diciembre con su familia. Asimismo, reveló a esta redacción cuál es la tradición navideña que siempre hace en esa fecha.

“Tengo muchos años sacando mi maleta llena de sueños, de ropa bonita, de zapatos, de perfumes, de carteras, de lentes que me gustan y una que otra cosita y mucho amor. También me voy a comprar mi pantaleta amarilla. No sé si me pueda comer las uvas porque no las he visto ni sé en cuánto las venderán, pero lo que sí estoy segura es que me voy a poder comer el mundo este 2019”, afirmó.

Describe al 2018 como un año de gran experiencia, que le mostró otra faceta como mujer, “me enseñó por donde debía meterme, me enseñó a soltar más de lo que yo había soltado”.

Pese a que aseveró que fueron doce meses muy difíciles para el país, aclaró que ella continuará trabajando el 2019 por Venezuela. “Estaré enfocada en mi primer stand-up comedy ‘me llaman loca’, a girar por Venezuela y el mundo (…) La gente va a entender que yo no soy loca, que lo que tengo es un gran talento y amor a mi país. Me llaman loca, próximamente en teatros”.

Por otra parte, en medio de la crisis que atraviesa el país, Domínguez quiso enviar un mensaje especial a los venezolanos, a quienes calificó como “guerreros”. “Está en nosotros seguir adelante, luchar, creer, apostar, soñar, y recuerden esto: ‘la vida es como una obra de teatro: ríe, canta, sueña, no dejes que nadie robe eso de ti. Es parte de la vida, es parte del aprendizaje que debemos tener’. Feliz navidad y feliz año en unión. Que siempre en sus hogares tengan qué comer, que siempre en sus hogares tengan paz y amor”.

Por último, expuso que su deseo para la nación en el 2019 es que exista una verdadera unión entre todos los ciudadanos. “Que un venezolano no sea tu enemigo, sino tu hermano de corazón. Feliz Navidad, prosperidad para mi país, unión y amor. Si se puede y recuerden en esta vida tú eres el dueño de lo que tú elijas”.

“2019 te estoy esperando para agarrarte por esa cola y no te voy a soltar porque este año es el año del cambio, el cambio de la persona de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro; si tú no cambias, el mundo no podrá cambiar nunca. Habló para ustedes Ivette Domínguez, la coloquial, la que llaman loca, pero ella no está loca, ella tiene mucho talento y muchas ganas de seguir en su país”, culminó Ivette Domínguez.

Comentarios

comentarios