article-thumb
   

Ataques, amenazas e intimidación: 2017 fue el año más grave para la prensa venezolana

El Cooperante | 3 octubre, 2018

Caracas.- La cifra de violaciones a la libertad expresión y el cierre de medios de comunicación independientes han aumentado progresivamente en la última década. De acuerdo con la Asamblea Nacional esto se traduce en una alarma para la democracia y representa una preocupación debido a los escasos espacios libres que están quedando para que los venezolanos se informen.

Lea también: “Las reglas están claras”: Gobierno “acordó” precios de matrículas en colegios privados

Los parlamentarios aprobaron el martes 2 de octubre un proyecto de acuerdo en rechazo al desarrollo de un patrón sistemático de violación de los derechos civiles y políticos de los venezolanos, y de ataque a los medios de comunicación “que es una nueva forma de afectación del sistema democrático y de los derechos humanos”.

Desde 2011, según los parlamentarios, ha habido un incremento constante de los ataques a la prensa libre, según la base de datos de la oenegé Espacio Público, que defiende el derecho a la libertad de expresión. En ese año se registraron 224 casos de acciones que cercenaron las garantías de libre expresión, establecidas en los artículos 57 y 58 de la Constitución.

El 2017 fue el año más grave: la oenegé recibió mil 22 denuncias de ataques, amenazas e intimidación contra medios y trabajadores de la prensa. Si bien este año la cifra ha disminuido –solo han registrado 219 casos–, esas acciones han desencadenado en cierres de medios de comunicación o, en algunos casos, censura y autocensura por parte de las empresas y sus trabajadores.


Biagio Pilieri, integrante de la Comisión de Medios del Parlamento, indicó que los ciudadanos que habitan en las regiones son los más afectados por la falta de espacios informativos. Puntualizó que este año han cerrado 13 medios, de los cuales 10 se han originado en los últimos dos meses debido a las medidas económicas decretadas por el gobierno.

En Venezuela se viola sistemáticamente la libertad de expresión y eso solo pasa en dictadura. En los últimos dos meses la arremetida del régimen ha sobrepasado los umbrales de lo que puede esperarse de una dictadura, ha utilizado amenazas, el terrorismo, las detenciones irregulares y allanamientos para cercenar el derecho a la información”, expresó la diputada Bolivia Lozano.

Los parlamentarios indicaron que entre los medios afectados están El Nacional, NTN24, Armando Info, Tal Cual Digital, El Pitazo, La Patilla, El Diario de Los Andes, Diario Visión Apureña, Diario de Lara, El Caroreño, TV Bolívar y Universal Televisión. Estos dos últimos salieron del aire “por el acoso del régimen”.

El acuerdo indica que los ataques usados son los siguientes: secuestros, amenazas, ataques con armas blancas, deportaciones, hostigamiento y detenciones que están expresamente prohibidas en la Constitución.

Con información de El Nacional.

Comentarios

comentarios