article-thumb
   

Aumenta número de niños venezolanos en colegios públicos de Colombia

El Cooperante | 17 septiembre, 2018

Caracas.- El ingreso de los niños venezolanos a los colegios públicos en Bogotá no ha sido fácil. A pesar de que la administración ha abierto las puertas para que los menores tengan un cupo en las instituciones distritales, hay factores culturales, sociales y educativos que afectan su formación.

Lea también: Deserción de docentes por los embates crisis marcará el inicio del nuevo año escolar

Por un lado, están los casos de xenofobia que, pese a haber sido identificados y tratados a tiempo en las instituciones, muchas veces degeneran en acoso escolar. Por el otro, factores que la Secretaría de Educación ha detectado y que están relacionados con los bajos niveles educativos de quienes están llegando de Venezuela.

De acuerdo con el Distrito, al comenzar este año, alrededor de 1.000 niños venezolanos obtuvieron un cupo en los colegios públicos de la ciudad, pero en los últimos meses, este número se ha triplicado. Hoy, según cifras de la administración, en los colegios públicos hay 3.808 venezolanos, el doble de los niños afro que estudian en la capital.

Para Francine Howard, de la Asociación de Venezolanos Voluntad Popular, todo obedece a que se han presentado diferentes fases en la migración del vecino país a la ciudad. “Los primeros que llegaron estaban bien preparados, tuvieron la oportunidad de ingresar a colegios privados o llegaron con un buen nivel educativo a los públicos. Además, sus padres contaban con la posibilidad y los medios de mantenerlos. Pero la última migración ha sido de personas de muy bajos recursos, que estudiaban en colegios públicos de Venezuela, donde la educación no era la más adecuada, o estaban desescolarizados, debido a las vulnerabilidades que vivían. Esto ha llevado a que al enfrentarse a la educación colombiana tengan un choque muy fuerte”.


Este no es el único factor. Nancy Becerra, coordinadora del Colegio General Santander, ha identificado particularidades en los niños venezolanos que han llegado al plantel. “Sus costumbres son muy diferentes, por lo que tienden a ser más cercanos con los estudiantes costeños. Esto ha generado grupos y diferencias en las relaciones, que afectan la convivencia. En otros casos, son los mismos venezolanos los que no se sienten bien en la institución, entonces se aislan”.

Lea también: “En un día ingresan seis veces más”: Repatriación de emigrantes no llega ni al 0.05% de venezolanos en Perú

La Secretaría de Gobierno ha adelantado campañas contra la xenofobia, en asocio con al programa de Somos Panas Colombia, liderado por ACNUR (la agencia de la ONU para los refugiados), con el que se ha intentado atacar los focos de odio dentro de los colegios. Sumado a esto, para los menores que ingresan al país, se aplica el Marco Normativo General del Interés Superior del Menor, con lo que se les brinda toda la atención en educación y salud, aunque sus familias no tengan permiso especial de permanencia ni hayan definido su situación migratoria, reseñó El Espectador.

Ahora la cuestión, ante la apertura de las inscripciones en los colegios públicos de la ciudad para el próximo año, es si el Distrito está en condiciones de recibir hasta el triple de estudiantes venezolanos, teniendo en cuenta que Migración Colombia ha registrado el ingreso de 118.709 menores a la ciudad.

Comentarios

comentarios