Connect with us

Destacados

Avanza a última fase de ensayos otro fármaco desarrollado en Cuba contra la COVID-19

Las 48 000 personas que participarán en la etapa tendrán entre 19 y 80 años y habrá un grupo de control que recibirá un placebo

Publicado

/

Caracas. Cuba inició la última etapa de pruebas de una segunda vacuna para el nuevo coronavirus y espera inmunizar con sus propios antígenos al total de su población para agosto, informaron el viernes científicos y directivos de laboratorios estatales.

Lea también: "OMS dice que vacuna AstraZeneca no tiene relación con casos de trombosis"

Los expertos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) indicaron que las autoridades regulatorias de medicamentos autorizaron el inicio de la Fase III de Abdala, desarrollada a partir de una levadura.

A comienzos de marzo Cuba comenzó también la etapa final de la vacuna Soberana 02, de otro centro de investigaciones de la isla, el Instituto Finlay, con lo que se convirtió en la única nación latinoamericana en tener candidatos propios, refirió el medio cubano Granma.

Abdala se aplicará a 48 000 personas en las provincias del oriente del país: Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo, que se unirán a los 44 000 voluntarios de Soberana 02. muchos de los cuales ya recibieron sus dosis sin incidentes en La Habana.

Otros tres preparados Soberana 01, un derivado llamado Soberana Plus y Mambisa seguirán su curso en la investigación. Las primeras por su capacidad de elevar las defensas en las personas que padecieron COVID-19, según las pruebas hechas, y la última por su formulación intranasal muy apropiada para el coronavirus, especificaron los expertos.

Advertisement

Los científicos indicaron que los resultados de las primeras dos fases -que se enfocan en la seguridad del producto- fueron publicados en artículos en páginas especiales para que sus pares los revisen tal como estableció la comunidad internacional de especialistas ante el COVID-19.

El mes pasado el director del Instituto Finlay, Vicente Vérez, aseguró que antes de fin de año la isla podría tener unas 100 millones de dosis disponibles, lo que la pondría entre los países exportadores.



Tendencias