article-thumb
   

Bajo el gobierno militar, los trabajadores de Pdvsa renunciaron en una estampida

El Cooperante | 17 abril, 2018

Caracas, 17 de abril.-  El mes pasado, el ministro y presidente de Pdvsa,  el general de división Manuel Quevedo, recorrió una empresa conjunta con la major estadounidense Chevron.

Lea también: Eudomario Carruyo, el exdirectivo de Pdvsa que no ha sido detenido por caso de Panama Papers

Flanqueado por otros camiones que transportaban guardias de seguridad, Quevedo pasó junto a un puñado de trabajadores esperando junto a un grupo de pozos petrolíferos. Querían hablar con el ministro de petróleo de la nación de la OPEP y el presidente de su empresa petrolera estatal, Pdvsa  sobre el lamentable estado de la compañía.





Quevedo y su caravana avanzaron.No salió a preguntar a los trabajadores sobre lo que está sucediendo”, dijo Jesús Tabata, un líder sindical que trabaja en una plataforma en el cinturón del Orinoco, rico en petróleo. “De esa manera es más fácil seguir diciendo que todo está bien, y al mismo tiempo mantenernos como esclavos con salarios miserables”.

Lo que está sucediendo es que miles de trabajadores petroleros huyen de la empresa petrolera estatal bajo la vigilancia de su nuevo comandante militar, que rápidamente se ha distanciado del asediado escalafón superior de la empresa y sus bases, según los líderes sindicales, a la mitad – Doce trabajadores actuales de Pdvsa, una docena de ex trabajadores de Pdvsa y media docena de ejecutivos de compañías extranjeras que operan en Venezuela.


Algunas oficinas de Pdvsa ahora tienen líneas afuera con docenas de trabajadores esperando dejar de fumar. En al menos una oficina administrativa en el estado de Zulia, el personal de recursos humanos dejó de procesar a los que dejaron de fumar, y colgó un letrero, “no aceptamos renuncias”, dijo a Reuters un trabajador petrolero.

Las estadísticas oficiales de la fuerza de trabajo se han convertido en un secreto muy bien guardado, pero una docena de fuentes dijeron a Reuters que muchos miles de trabajadores habían renunciado en lo que va de año, una aceleración de un flujo de salida ya preocupante el año pasado.

Cerca de 25,000 trabajadores renunciaron entre el inicio de enero de 2017 y el final de enero de 2018, dijo el líder sindical y crítico gubernamental Ivan Freites, citando datos internos de la compañía. Esa cifra proviene de una fuerza laboral reportada oficialmente por Pdvsa en 146,000 en 2016.

 

Lea la nota íntegra en Reuters

Comentarios

comentarios