article-thumb
   

Bandes, la entidad sancionada por EE. UU. a través de la que se financiaron multimillonarios guisos

El Cooperante | 22 marzo, 2019

Caracas.- El Departamento de Tesoro de Estados Unidos incluyó en su lista de sancionados al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) como represalia al Gobierno de Nicolás Maduro por la detención del jefe del Despacho de la Asamblea Nacional, Roberto Marrero, acusado de pertenecer a una célula terrorista.

Lea también: Guaidó reveló que Maduro trata de mover a través del Bandes USD 1200 millones hacia Uruguay

A través de un comunicado, el Departamento del Tesoro, detalló que “Maduro y sus facilitadores han distorsionado el propósito original del banco, que fue fundado para ayudar al bienestar económico y social del pueblo venezolano, como parte de un intento desesperado de mantener el poder”. 





Asimismo, confirmó que a principios de 2019, Maduro intentó retirar más de USD 1000 millones de Venezuela a través de la sucursal uruguaya, Banco Bandes Uruguay S.A, una acusación hecha por el presidente interino Juan Guaidó, quien reveló que el monto total a mover era de USD 1200 millones.

Megacorrupción

Una red de corrupción creada desde la máxima gerencia del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) con sede en Nicaragua, habría permitido a María Auxiliadora Díaz Gómez, gerente país de esa oficina, establecer Happy Restaurant y Bar, un local comercial instalado en una lujosa zona de la ciudad de Managua.

Le puede interesar: Revelan más detalles del movimiento de USD 1200 millones que hizo Maduro a través del Bandes





A través de una serie de documentos y testimonios brindados por diversas fuentes a esta redacción, se confirmaron las irregularidades que Díaz Gómez, propició bajo su gerencia con el apoyo del ministro de Economía, Simón Zerpa, quien fungió como presidente del Bandes en 2014.

La alianza entre este par “rojito”, habría iniciado cuando Zerpa trabajó en la Cancillería de la República, donde, una fuente aseguró, surgió un amorío entre este y la ahora exrepresentante del Bandes en Nicaragua.

Poco después, Díaz Gómez fue designada como directora de la oficina del Saime en el estado Falcón, esto debido a que estaba comprometida con Jesús Montilla Lugo, hijo de los exgobernadores de esa entidad, Jesús Montilla Aponte y Stella Lugo; sin embargo, fue destituida del cargo cuando los rumores de su amorío salieron a flote.

El compromiso también se terminó, mientras que Zerpa, continuaba casado. Pese a esto, la relación entre ambos continuó. Al quedarse desempleada, Zerpa la llevó a trabajar con él en Bandes y, aunque se graduó como politóloga, le otorgó el cargo de Gerente de Financiamiento Internacional, lo que habría molestado al personal de la entidad financiera.

Finalmente, en 2016 el ex vicepresidente de Finanzas de Pdvsa, decidió enviarla a la oficina del Bandes de Nicaragua como gerente país para evitar mayores señalamientos en la sede de Caracas y calmar las sospechas de su esposa sobre la relación extramarital.

Según una fuente de la estatal petrolera, Díaz Gómez, fue enviada a Nicaragua en marzo del mencionado año, con el fin de cerrar esa oficina, y además, instalar varios negocios personales con el apoyo del ministro de Economía, para asentar parte de su fortuna fuera de Venezuela.

Le puede interesar: Los funcionarios chavistas incluidos en la “lista negra” de la OEA por “persecución”

Pero contrarias a las órdenes recibidas por el personal especializado del Bandes, Díaz Gómez decidió no clausurar la sede nicaragüense, y bajo el alegato de reducción de gastos, mudó la oficina a Bancorp, una entidad con “fachada de privada” que en realidad pertenece al Gobierno de Nicaragua.

La mudanza se realizó bajo un proyecto de alianza estratégica entre ambas bancas, el cual, había sido rechazado anteriormente desde Caracas, debido a las pérdidas que esto representaba para el Estado venezolano.

Pese a esto, Díaz Gómez procedió, haciendo sonar las alarmas de la oficina de auditoría del Bandes, gerenciada por Yelitza Josefina Guillen Ceballos, quien se trasladó hasta Managua para hacer las respectiva investigación, la cual arrojó varias irregularidades.

Una serie de documentos filtrados de los resultados de la auditoría, apuntan que el capital y los intereses de los Fondos Alba y el Fondo para la Cooperación Internacional (FCI), alrededor de USD 10 millones, no habían sido repatriados a Venezuela. Para excusarse, la gerencia de Díaz Gómez aseguró que esto se debía a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Entretanto, Bancorp aprobaba un crédito de USD 120 mil para Huankar Martín Espinoza, un modelo nicaragüense conocido públicamente como Yiuskar Galo, que mantenía lazos cercanos con la entonces Gerente País de Bandes Nicaragua, luego de que se conocieran en el gimnasio en el que ambos entrenaban, para que lograra llevar a cabo el establecimiento del Happy Pizza Restaurant y Bar, el cual, fue registrado por la asesora legal del Bandes, Johana Chavarría Mendoza.

Pero Chavarría Mendoza, no es la única trabajadora del banco que presta sus servicios en el Happy Restaurant. Luis Rayo, contador en oficina Bandes Nicaragua, fue autorizado como asesor administrativo para la apertura del local comercial; mientras que Marcial Albeiro Sánchez Valbuena, asistente administrativo, también forma parte de personal.

Aunque Díaz Gómez no figura como socia formal en los documentos, en una entrevista ofrecida a El Nuevo Diario, se presenta como socia propietaria del restaurante.

Los rumores en la agencia de Caracas sobre Díaz Gómez y los problemas generados por no cumplir con el cierre de la oficina de Managua, obligaron a Zerpa a removerla de su cargo. Aunado a esto, una fuente aseguró que la relación entre ambos, tampoco es la mejor, y es que la Exgerente país, habría iniciado un amorío con su “socio”, Yiuskar Galo, por lo que ahora estaría negando los llamados de Zerpa quien la citó en Venezuela.

Justamente, esta información fue divulgada hace días por la periodista venezolana Maibort Petit en su blog.

“Quiere solicitar su visa americana para irse de Nicaragua a probar suerte en Miami, asustada por las protestas y la situación política en Nicaragua por miedo a que la relacionen con el gobierno de Maduro y se quede sin chivo y sin mecate”, reveló el testimonio, el cual, puntualizó que, de lograr su objetivo, Díaz Gómez pediría asilo político en Estados Unidos a cambio de entregar información importante sobre los guisos del Bandes, en los que saldría salpicado el mismo Zerpa.

Comentarios

comentarios