article-thumb
   

Mal negocio: Reses compradas por Gobierno venezolano se pudren en muelle de Brasil

Christhian Colina

Christhian Colina.- El pasado 6 de octubre un barco de bandera libanesa que zarpó desde el puerto de Vila do Conde en Brasil y tenía como destino Venezuela, naufragó en en el muelle de Barcarena y llevaba una carga de 5.000 reses vivas que vendió la empresa Minerva Foods al Gobierno venezolano.

En el suceso buena parte de las reses se ahogaron y hasta la fecha las autoridades brasileñas continúan retirando los cadáveres del lugar. Además se registró un desastre ambiental por el derrame de 700 mil litros de combustible.

La empresa señaló en un informe el procedimiento que siguen en las exportaciones a Venezuela, dando por hecho que la compra ya había sido pagada. “Las exportaciones para Venezuela son hechas a través de cartas de crédito confirmadas por la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), o a través del pago 100 por ciento anticipado”. En este caso por estar asegurada la carga, el reembolso lo debe asumir la Compañía Docas do Para (CDP).

El peso de la carga transportada o un hueco en el casco del buque pudieron haber causado el colapso y posterior hundimiento, explicó el funcionario Parsifal Pontes, presidente de la CDP.

En una nota de prensa la compañía Docas do Para (CDP) informó que la embarcación tenía como destino Venezuela, pero naufragó cerca de los muelles poco después de zarpar la tarde del martes 6 de octubre. Asimismo, informaron que no hubo registro de personas heridas en el accidente.

Cada cabeza de ganado cuesta entre 1.000 y 1.300 dólares. Si se llegasen a ahogar todos los bovinos, el comprador perdería en total 50 millones de dólares, según reveló un ganadero venezolano.

Luego del hecho, habitantes de la costa brasileña se acercaron al lugar para hacerse con algunas de las reses que estaban nadando o flotando, que luego fueron compartidas en las comunidades.

Comentarios

comentarios