article-thumb
   

Batalla con los empresarios comenzó con Carmona Estanga

Admin

Laline Luna.- Desde la época de Pedro Carmona Estanga hasta Jorge Roig, ningún presidente de Fedecámaras, se ha salvado de las acusaciones del Gobierno nacional, de ser los presuntos responsables de la eterna guerra económica.

Todo comenzó durante el primer mandato de Hugo Chávez, cuando en 2001 mientras Carmona Estanga estaba al frente Fedecámamas, el jefe de Estado aseguró en cadena de radio y televisión, que con ese gremio “ni a misa, (…) ellos son enemigos de esta patria. En la Cuarta República acabaron con todo en este país”.

Carlos Fernández, no la tuvo fácil durante su paso por la organización gremial entre 2002 – 2003. Al igual que Carmona Estanga, fue acusado por el Gobierno de ser el principal responsable del paro petrolero. Estuvo preso en la cárcel de Ramo Verde de donde escapó en 2006, actualmente vive en Miami Estados Unidos.

En 2004 el conflicto estalla de manera irreconciliable entre los empresarios y el Gobierno. Con un discurso subido de tono el presidente Hugo Chávez, advirtió: “Señores de Fedecámaras se les va acabar el pan de piquito, burgueses”. En ese año Albis Muñoz representaba la organización que agrupa a las empresas, Chávez la acusó de haber sido cómplice de querer acabar con las empresas en el país.

Durante los años siguientes con Chávez en el poder, no hubo ningún tipo de acercamiento entre ambos sectores. Fue hasta 2014 cuando en busca de una reconciliación, Jorge Roig junto a un grupo de políticos opositores, se reunieron en Miraflores con el presidente Nicolás Maduro. Pero el diálogo no llegó a nada. Y por los vientos que soplan el panorama seguirá igual con la reciente medida de Maduro de no otorgarle divisas a ese organismo.

 

Comentarios

comentarios