article-thumb
   

Beatrice Sansó, la esposa de Rafael Ramírez que también fue purgada por el madurismo

El Cooperante | 19 noviembre, 2018

Caracas.- En julio pasado, el expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, fue encarado en el restaurante más exclusivo de Brooklyn, Peter Luger Steak House, cuando almorzaba con su esposa, Beatrice Sansó de Ramírez, quien molesta por el abordaje de una pareja de venezolanos demostró su peor versión.

Lea también: Uno de los prófugos por estafar Pdvsa construye una ciudad ecológica en Panamá

Sansó de Ramírez no dudó en abalanzarse sobre la connacional que grababa el escrache, en el que, tanto ella como su esposo, fueron señalados de asesinos y corruptos. “Llamamos a la policía y vas a ir presa”, dijo entonces en tono amenazante Sansó, mientras intentaba quitarle el celular a la mujer venezolana.

Pero sus esfuerzos no rindieron frutos, el video de ambos funcionarios fue compartido en las redes sociales, a través de las que el exministro de Petróleo denunció a los “disociados” que “agredieron” a su familia. Pocos meses después, Ramírez fue obligado a abandonar el cargo de embajador de Venezuela ante la ONU, lo que marcó el fin de su carrera en las filas oficialistas y el inicio de su deslinde del Gobierno de Nicolás Maduro.

En diciembre del mismo año, trascendió que, tanto el exfuncionario como su esposa, habían partido a Italia, país de origen de los antepasados de esta.


Sansó y Pdvsa La Estancia

Desde su creación, en el año 2005, hasta mediados de 2015, Beatrice Sansó de Ramírez fue la gerente general de Pdvsa La Estancia, el “brazo social y cultural” de la estatal petrolera, a través del que se ejecutaron proyectos de gran envergadura, como la recuperación del bulevar de Sabana Grande, que costó 73 millones de bolívares fuertes, según datos oficiales, y se realizó entre 2007 y 2011.

 “Estamos entregando la obra más extraordinaria de Caracas, el proyecto integral de rehabilitación del bulevar de Sabana Grande, donde todos los aspectos fueron considerados porque hemos transformado este espacio colectivo para toda la familia, con una inversión aproximada de 73 millones de bolívares fuertes”.

Asimismo, el centro cultural ejecutó la recuperación de los Patios Ornamentales del Parque Generalísimo Francisco de Miranda, proyecto al que fueron designado 20 millones de bolívares en 2012; la rehabilitación del Teatro San Martín, ubicado en Caracas, para el que se invirtieron, en 2006, 560 millones de bolívares en una primera fase.

También se ejecutó la restauración y recuperación de las obras de arte y áreas comunes de la Plaza Venezuela; la reforma del Edificio Livia Gouverneur para la instalación del Complejo Residencial Estudiantil del mismo nombre, este último proyecto envuelto en escándalos de corrupción y que, a la fecha, está inhabilitado; la rehabilitación de la Esfera de Soto, proyecto para el que se destinaron 28 millones de bolívares.

Ademas de estas, se llevaron a cabo otras restauraciones de menor envergadura, como murales y obras de arte ubicadas en la ciudad de Caracas, bajo la gerencia de Sansó, una funcionaria multifacética que cumplía varios cargos al mismo tiempo.

Le puede interesar: De vendedor a cliente exclusivo en Dubái: Diego Salazar, el primo de Rafael Ramírez

Sansó de Ramírez fue la presidenta de la Fundación Guardería Infantil “La Alquitrana” y de la Fundación Oro Negro, ambos entes adscritos al Ministerio de Petróleo. Además, de acuerdo con la filtración de datos Wikileaks, fue parte de la firma de abogados Hoet, asesora de Pdvsa que cobró USD 30,000 mensuales por sus servicios, esto según un artículo de la periodista Elizabeth Fuentes publicado en Konzapata.  

El perfil de la “primera dama” de la estatal petrolera en Poderopedia, también apunta que fue designada en 2014 a “cumplir funciones” en la Fundación Simón Bolívar de la filial de Pdvsa en Estados Unidos, Citgo. Por otra parte, su ficha del seguro social señala que fue excluida de la nómina de la petrolífera en diciembre de 2017, pocos días después de que su esposo, Rafael Ramírez, fuese exhortado a abandonar el cargo de embajador de Venezuela ante la ONU.

Actualmente, se desconoce el paradero de la abogada egresada de la Universidad católica Andrés Bello e hija de la exmagistrada Hildegard Rondón de Sansó.

Comentarios

comentarios