article-thumb
   

“Precios justos” no ayudaron al Niño Jesús este diciembre: Una bicicleta cuesta Bs. 50.000

Admin

Saimar De Santis.- A menos de una semana para Navidad, se podría esperar que los caraqueños llenaran las calles y centros comerciales adquiriendo ropa y regalos, pero parece que este año ese no será el caso, probablemente por los altos precios de los productos, incluyendo los tradicionales juguetes que trae el “Niño Jesús”.

El Cooperante recorrió el centro de Caracas en búsqueda de los regalos para el 24 de diciembre y salió espantado: Una bicicleta cuesta más de 50 mil bolívares, igual que una muñeca de la película “Intensamente”. Hay juguetes, como un peluche de la misma película, que pueden costar casi 90 mil bolívares.

Hay juguetes menos costosos: juegos de mesa, pequeños peluches, pelotas, muñecas poco conocidas. Algunos buhoneros ofrecen muñecas de marca un poco más barato que en las tiendas, pero pocas personas se detienen a comprarles. Incluso con la rebaja y la promoción del vendedor informal, el juguete es incomprable.

Un alivio: Los juguetes chinos

“Chama, esa no va a saber si es una Barbie o no. ¿Cómo va a saber de marcas esa bebé?”. Dos mujeres jóvenes están en una tienda en San Jacinto, frente a la plaza El Venezolano, al parecer comprando un juguete para la hija de una de ellas. Ven una muñeca con grandes ojos azules y ropa rosada que cuesta Bs. 3.400; frente a los casi 20 mil que cuesta más adelante un ejemplar de las famosas barbies.

La tienda vende artículos para fiestas: ofrece mascaras de hora loca navideños y de fin de año, disfraces, confitería y otros. Pero también venden juegos de mesa, carritos, muñecas, jueguetes para bebés y otros juguetes con marcas desconocidas pero a precios mucho más accesibles.

En el lugar se puede encontrar un ajedrez con tablero de cartón en menos de Bs. 100. Pelotas de goma en 200 y camiones de juguete por menos de Bs. 2.000. Pero parece que no llaman mucho la atención esos juguetes. Al menos no a las dos compradoras: “Es que ella quiere una Barbie, y eso es lo que le quiero comprar”, dijo la mamá.

Fuera del negocio, sentado en un banco en la acera, un hombre vende dos “Cicciobellos”, unos muñecos que hacen sonidos de bebé. “¿En cuánto lo vendes, hermanito?”, le preguntó un señor que cargaba a una pequeña niña. “Bueno, te puedo dar los dos por 20 (mil bolívares)”, le respondió el vendedor. El padre de la bebé siguió su camino. “Seguro ni siquiera son originales”, dijo.

Juguetes de marca pero menos famosos: Otra opción

Si de verdad no está dispuesto a pagar cinco sueldos mínimos por un juguete, hay oportunidad de adquirir juguetes que quizás no son tan conocidos. En una famosa tienda por departamentos ofrecían heladerías, sanducheras, cajas para dibujar y peluches que pueden ser pintados por el propio niño. Estos juguetes no pasaban los cinco mil bolívares.  

En la misma tienda hay un área con mesas en la que varios niños escriben cartas al Niño Jesús. Es una promoción, la tienda elegirá una y le dará al ganador el regalo que haya pedido.

Los juguetes más caros son precisamente los que los niños más piden, pues son representaciones de famosas películas, especialmente de Disney. Muñecas de las princesas Elsa y Ana, de la película Frozen, cuestan 40 mil bolívares. Menos costoso es un Max Steel, un muñeco para niños, que cuesta 12 mil.

Otra opción son los balones deportivos: una pelota de baloncesto o de futbolito no pasan los 6 mil bolívares y una pelota de futbol cuesta 11 mil.

El costo de los juguetes puede pasar del sueldo de un padre o hacer que gaste la mitad de sus aguinaldos, y es mucho más difícil cuando en la familia hay varios niños, como es el caso de una señora que llevaba dos pelotas bajo el brazo para pagarlas en caja: “Yo no estrenaré ni me he comprado nada, pero el regalo de mis hijos es intocable: si ellos están felices yo también”.

 

Comentarios

comentarios