article-thumb
   

Burundi en tensión tras intento de golpe de Estado

Admin

EFE.- El Ejército de Burundi intentó derrocar al presidente del país, Pierre Nkurunziza, para atajar la ola de violentas protestas en contra de la decisión del mandatario de volver a presentarse como candidato en las elecciones de junio.

Tras semanas de disturbios en los que han muerto al menos 20 personas y 200 han resultado heridas, el general Godefroid Niyombare anunció, en nombre del Ejército, la “destitución” de Nkurunziza “por el bien de la nación”, a través de una emisora local privada.

El militar es un antiguo jefe de inteligencia destituido por Nkurunziza el pasado febrero, tras haber criticado sus aspiraciones a un tercer mandato, pese a que la Constitución los limita a dos. Sin embargo, el Tribunal Constitucional dictaminó favorablemente porque la primera vez que fue nombrado presidente fue elegido por el Parlamento, y no por sufragio directo.

Los militares aprovecharon la ausencia del país del mandatario, que participaba en una cumbre junto a los otros presidentes del este de África para buscar una solución a la crisis de Burundi en Dar es Salaam, la capital comercial de Tanzania.

Nkurunziza abandonó la cumbre antes de que concluyera en dirección a Buyumbura, tras hacer público un comunicado en el que tildaba de “fantasioso” el golpe de Estado, su única reacción oficial desde la insurrección militar.

Sin embargo, el Ejército tomó el control del aeropuerto de Buyumbura y ordenó el cierre de las fronteras aéreas terrestres poco después, al parecer antes de que el avión de Nkurunziza aterrizara en la capital. El vuelo volvió a Dar es Salaam, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), aunque todavía su destino no ha sido confirmado de forma oficial.

Comentarios

comentarios