article-thumb
   

¿Buscando emigrar? Las mejores opciones que tienen los venezolanos para vivir en EEUU

El Cooperante

Caracas, 06 de abril.- Estados Unidos es uno de los destinos más buscados por los venezolanos que huyen de la aguda crisis económica del país.

Lea tambiénEuroLat aprobó tratar como moción de urgencia la crisis humanitaria venezolana por masiva migración

Adriana Kostencki, una abogada de inmigración con un impecable historial de servicio público que preside la Asociación Venezolana-Americana de Abogados, explicó a El Nuevo Herald las opciones que tienen para vivir en dicha nación. Uno de sus consejos es no inscribir a sus hijos en colegios en Estados Unidos (públicos o privados) si los niños entraron con una visa de visitante B1/B2. A continuación parte de la entrevista:

Si un venezolano llega a Estados Unidos como turista y quiere estudiar, ¿a qué visa puede aspirar? Y, ¿se puede trabajar?

Si ingresa con una visa de turista o negocios (B1/B2) y desea estudiar, debe solicitar una visa de estudiante o un cambio de estatus a estudiante. En general, esta visa no permite trabajar, salvo hasta 20 horas semanales en su centro de estudios (conocido como empleo on-campus). Los titulares de visas de estudiante no pueden trabajar fuera de su recinto escolar durante los primeros 12 meses. Pasado ese período, y dependiendo del programa de estudios, puede solicitar un permiso de trabajo, siempre que cumpla las condiciones para el mismo.


Para trabajar legalmente, ¿qué opciones existen y qué requisitos exige cada categoría de visas?
Las personas con títulos universitarios pueden posiblemente calificar a una visa de trabajo H-1B o a una certificación laboral si obtienen una oferta de trabajo permanente.

Los comunicadores sociales pueden, bajo ciertas circunstancias, optar por la visa I-1. Aquellos individuos con habilidades extraordinarias en los negocios, las artes, la televisión y los deportes, pudiesen aspirar a la visa O-1 o a la residencia directamente.

Un ejecutivo o gerente de una multinacional quizás califique a una visa L-1A. Los deportistas y atletas cuentan con una clasificación de visa; el personal religioso también.

Pero son pocos los venezolanos que hoy emigran con tantos recursos. A los que carecen de dinero, ¿qué recomiendas si aspiran al estatus legal?

Buscar asesoría legal a tiempo antes de tomar una decisión apresurada o irse por la vía que pareciera más fácil.b Muchos venezolanos, por ejemplo, han cometido el grave error de presentar solicitudes de asilo muy poco fundamentadas o incluso frívolas, cuando quizás tenían otras alternativas para permanecer legal y permanentemente en el país.

Desafortunadamente, no todos los venezolanos califican al asilo. Cuando la persona se asesora bien, puede tomar decisiones inteligentes, incluso explorar otros países a los cuales emigrar. Estados Unidos es un país sumamente costoso, y una mala decisión migratoria no solo puede implicar la pérdida de su estatus legal, sino también pérdidas monetarias que luego colocan a la persona en una peor situación que cuando llegó.

Prevalece la esperanza de que Estados Unidos conceda a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS) e incluso la Asociación Venezolana-Americana de Abogados (Venambar) lo propuso.

Cuando Venambar presentó ante el secretario del Departamento Seguridad Nacional y el presidente Donald Trump la solicitud para que se otorgara el TPS a los venezolanos, las condiciones en Venezuela estaban bastante críticas. Desde entonces, hemos mantenido comunicación con miembros del Congreso para impulsar esta medida.

Sin embargo, es una decisión completamente discrecional y si bien a todos nos preocupa la situación en Venezuela, el gobierno estadounidense no considera aún que las circunstancias en ese país son tales como para ameritar el TPS.

Comentarios

comentarios