article-thumb
   

“La función debe continuar”, la desagradable frase que inmortalizó la tragedia de Amuay

El Cooperante | 25 agosto, 2018

Caracas.- Este sábado, se conmemoran seis años de la tragedia de Amuay. Este suceso, ocurrido exactamente a la 01:11 de la madrugada, dejó 55 trabajadores fallecidos, resultaron heridas 156 personas y 3.403 fueron casas afectadas.

Lea también – Las 12 fotografías más impactantes que dejó la Tragedia de Amuay ocurrida hace seis años

Sin embargo, una de las cosas más desagradables que recuerda Venezuela son las palabras del fallecido presidente Hugo Chávez, quien tras la tragedia, manifestó: La función debe continuar. Para el momento, Jesús Enrique Luongo era el vicepresidente de Refinación de la estatal venezolana y fungió como gerente general del Complejo Refinador Paraguaná.

Actualmente, Loungo está detenido desde el pasado 20 de marzo luego de que las autoridades venezolanas determinara que estaba involucrado en supuestos hechos de corrupción. “Hemos develado una nueva de trama de corrupción. Gerentes de Pdvsa se asociaron con empresarios para desfalcar al Centro de Refinación de Paraguaná”, explicó Fiscal General de la República que fue impuesto por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab. Fuentes policiales indicaron que en horas de la tarde del lunes Luongo se presentó junto su abogada a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), ubicada en Punto Fijo. El directivo de la principal industria del país llegó caminando y sin custodia policial.

Saab indicó que el Centro de Refinación Paraguaná firmó un contrato con la empresa Espidel Espinoza Delgado, C.A, para comprar lo que él mismo producía. “La estatal venezolana vende el diesel a la empresa Distribuidora de Combustible Falcón, que su a vez le vende a Espidel a un precio de 6,90 bolívares por litro. Espidel, según los términos del contrato, lo suministraba en marzo de 2016 a Pdvsa a 207,34 bolívares por cada litro, obteniendo una ganancia de 431.858,33 %, por la venta de un producto que es producido por el propio centro de refinación”, detalló.


José Enrique Luongo es primo de Diego Salazar, ambos detenidos por corrupción y por la trama en la Banca Privada de Andorra. Los lazos de José Enrique con Salazar, se remontan a los bisabuelos de ambos. Francisco Luongo Cabello y María Magdalena Font, eran bisabuelos de Salazar Carreño, y a su vez, Herminia Luongo Font y Jesús Enrique Luongo Font, hijos de ambos, serían abuela y tío abuelo paterno respectivamente de Salazar.

Herminia Luongo Font, dio a luz a Diego Antonio Salazar Luongo, padre de Salazar Carreño, y Jesús Enrique Luongo Font, dio vida al padre de José Enrique, lo que convierte a los señalados en primos de segunda generación.

Con la detención de Jesús Luongo se amplía la lista de gerentes petroleros capturados en los últimos meses por presunta corrupción, entre los que destacan el exministro de Petróleo, Eulogio Del Pino, y el expresidente de la estatal petrolera, Nelson Martínez.

Comentarios

comentarios