“Cada vez que Maduro amenaza, acelera su salida de Miraflores”, asegura María Corina Machado

Christhian Colina

Christhian Colina.- “El drama de nuestros hermanos waraos en Delta Amacuro hoy no puede ocultarse como el régimen pretende. Hay que visitar esas comunidades indígenas, hoy cruelmente aisladas y olvidadas. Delta Amacuro es hoy uno de los rostros más visibles de la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela y otra evidencia de la urgencia de la Transición a la democracia en paz”, afirmó la exdiputada María Corina Machado desde el Caño Manamo.

La coordinadora nacional de Vente Venezuela señaló que en la población que visitó durante dos días, el hacinamiento y la insalubridad son el modo de vida en los palafitos. “Muchos comen solo pescado y ocumo, que es lo único que consiguen; la escasez de alimentos y productos de primera necesidad es total”, dijo.

“Cada vez que Maduro amenaza, acelera su salida de Miraflores. Y debe ser así porque las consecuencias de su estadía allí se ha venido contando en vidas humanas”, dijo. Con respecto a su recorrido por las poblaciones del Bajo Delta, planteó que los pescadores deben pagar hasta 30 mil bolívares por un tambor de gasolina y a los empleados públicos, como a la señora Gladys Salazar, les han suspendido el sueldo por no ser oficialistas.

Para Machado, el drama de los waraos, quienes son “imprescindibles para la reconstrucción nacional”, sí tiene solución y pasa, en primer lugar, por un cambio de modelo político. “Venir a Delta Amacuro es desgarrador, pero al ver los ojos profundos de los indígenas, que hablan y cuentan sus historias por sí solos, emerge una conmovedora esperanza. Este delta desolado muy pronto volverá a florecer: es nuestra aspiración, es nuestra pasión, es nuestro objetivo”, sostuvo.

Comentarios

comentarios