Cameron y Rajoy exigen a Maduro que libere a los presos políticos de cara al 6D

Admin

Saimar De Santis.- Mandatarios y exmandatarios internacionales hicieron un llamado al Gobierno venezolano a asegurar que la justicia en el país sea independiente, y condenaron la violencia durante la campaña electoral de cara a las Parlamentarias.

El comunicado, publicado en el diario El País, fue firmado por Mariano Rajoy, presidente del Gobierno Español; David Cameron, primer ministro de Reino Unido; Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa; Felipe González, expresidente de España; y Ricardo Lagos, expresidente de Chile.

En el texto exhortan a los venezolanos a respetar la constitución y los principios fundadores de la democracia, según los que “no se debiera ser víctima de persecuciones o de hostigamientos, ni encarcelado arbitrariamente” por oponerse al Gobierno de turno.

También responsabilizan al presidente Nicolás Maduro de ser garante de la Constitución, por lo que es su deber vigilar que se celebren elecciones verdaderamente libres, transparentes y en paz, en las que se respeten los resultados. “Es una condición esencial para la convivencia pacífica del pueblo venezolano”.

En el texto mencionan los casos de Antonio Ledezma; Daniel Ceballos, y Leopoldo López, afirmando que “encarcelar a un demócrata es traicionar la democracia”, por lo que hacen un llamado para que sean inmediatamente liberados. “La democracia no funciona cuando el ambiente electoral está dominado por la violencia, las amenazas y la intimidación a la oposición”, señalan.

Los lideres internacionales reconocen a Venezuela como “un gran país, que ha sido ejemplar y generoso”, y recuerdan que, cuando los emigrantes y exiliados europeos se establecieron en el país tras las guerras, “los venezolanos abrieron sus brazos y las puertas de su patria”.

“No podemos ser indiferentes ante las legítimas reclamaciones de la oposición democrática venezolana. No decir nada también es tomar partido. Reclamar la libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos en Venezuela no es injerencia: es nuestra obligación como demócratas”, reiteran.

Comentarios

comentarios