article-thumb
   

Caos en la Línea 2 del Metro de Caracas: un colapso del que transportistas sacan provecho

Luis De Jesús | 16 mayo, 2019

Caracas.- Quien no tiene al menos 1,000 bolívares en efectivo para el pasaje no sale del popular sector Las Adjuntas, ubicado en la parroquia Macarao de Caracas. Lostransportistas se aprovechan de la urgencia de los usuarios cuando la Línea 2 del Metro de Caracas presenta sus ahora acostumbrados retrasos para aumentar exageradamente la suma que cobran con normalidad, constató un equipo de El Cooperante.

Lea también: Funcionarios del Sebin retiraron presunto explosivo de sede administrativa de la AN

Desde tempranas horas de este jueves el caos se apoderó nuevamente de quienes necesitaban llegar a sus trabajos o hacer otras diligencias: no fue sino a las 9:30 de la mañana que la empresa estatal informó mediante su cuenta en Twitter que motivado a un tren sin tracción en las vías que van desde la estación de Las Adjuntas hasta la estación Mamera el servicio de trenes presentaba un fuerte retraso, por lo que se activó una “ruta de contingencia” de metrobuses para trasladar a los usuarios.

Desde tempranas horas del pasado miércoles 8 de mayo se registraron largas colas de ciudadanos en varias zonas de Caracas por un imprevisto paro de transporte que generó caos para trasladarse a sus destinos. De acuerdo con los reportes, el paro del transporte se debe a que los transportistas exigen el aumento del pasaje.

Habitantes de Macarao, Caricuao y El Paraíso, por mencionar algunas, esperaron hasta más de 40 minutos por alguna unidad para movilizarse y otros también denunciaron la irregularidad en las redes sociales. Ante la escasez del servicio, quienes esperaban en las paradas corrían, entre gritos y empujones, para subirse a los escasos autobuses que se aprovecharon de la situación para cobrar el pasaje más caro.

En un país donde el salario mínimo está establecido en 40 mil bolívares, los trabajadores deben invertir alrededor de unos 8 mil bolívares semanales para movilizarse hasta sus lugares de trabajo, e invierten más cuando se presentan este tipo de situaciones. Algunos terminan pidiendo prestado para completar el pasaje o, a la buena de Dios, intentan conversar con el colector o el chofer de la unidad.

El pan de cada día

Para los ciudadanos este es el “pan de cada día” que tienen que vivir. Las constantes fallas que se presentan en la Línea 2 del sistema se registran a diario y, cuando por suerte se presta el servicio, los usuarios pueden demorar más de una hora hasta llegar a la estación de transferencia Zona Rental, en trenes que marchan con lentitud, en estado de suciedad y sin aire acondicionados.

Ricardo Sansone, miembro de la organización Familia Metro, dijo en una entrevista telefónica concedida a El Cooperante que la problemática del Metro de Caracas se centra en tres puntos:

1.- Obsolescencia de las vías férreas, equipos y falta de mantenimiento.

2.- Fin de la vida útil de las instalaciones eléctricas.

3.- Los trenes no tienen repuestos y los mantienen rodando, a pesar de que tampoco se les hacen mantenimiento.

El experto aclaró que los apagones que se registraron en el país durante el mes de marzo no fueron la causa de la regularización de los retrasos en el sistema, pero señaló que, en su defecto, provocó daños en las subestaciones eléctricas. Puntualizó que de una flota de 36 trenes solo están en funcionamiento 12 unidades.

Sansone aseguró además que todas las noches sujetos se meten en las vías que van desde la estación Mamera hasta las estaciones Las Adjuntas y Zoológico para robar cables, “cualquier cosa que tenga cobre y aluminio”; daños que el vandalismo le ha causado a la empresa estatal, pero que no han solventado. A esto se le suma que no hay personal de mantenimiento y la dificultad para trabajar porque, sin la presencia de autoridades policiales y militares, desde los barrios adyacentes les disparan a quienes intentan laboran en las vías.

Comentarios

comentarios