Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Carlos Fernández pide acuerdos políticos para avanzar a una «economía inclusiva»

El 12% de las empresas venezolanas han registrado un crecimiento durante la pandemia por COVID-19, según versión del primer vicepresidente de Fedecámaras

Fedecámaras

Caracas / Foto Portada: Fedecámaras.- Para el primer vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Fernández la caída de los precios del petróleo y la crisis económica de los últimos años han generado que la economía venezolana se enfoque hacia un nuevo modelo económico basado en la productividad. Pese a que la pandemia por COVID-19 no ha terminado, confía en que la capacidad instalada y la infraestructura de la empresa venezolana permitirán el crecimiento de la microempresa para el año entrante. Sin embargo, advierte que solo a través de acuerdos políticos entre las partes será posible avanzar: «Debemos ir hacia una economía inclusiva en la que todos quepamos».

Lea también: Conindustria: 69% del parque industrial reporta caída en ventas durante la cuarentena

Fedecámaras ya no es la misma de Pedro Carmona Estanga. No la misma Fedecámaras que condujo dos paros nacionales y encabezó a la oposición junto a la CTV contra Hugo Chávez. Eran otros tiempos. El gremio empresarial ahora habla de inclusión y diálogo, lejos de la oposición política que encabeza Juan Guaidó, jefe del Parlamento.

Como ponente en el foro «La economía venezolana después de la pandemia» llevado a cabo el jueves vía Zoom, Carlos Fernández precisó datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para ofrecer una fotografía del desempeño de la economía mundial durante la pandemia y su proyección para 2021.

Y aunque el fin de la pandemia sigue lejos, Fernández dice que la crisis no se resuelve con decretos y que el único camino posible es el consenso político.

«A medida de que se flexibilice la economía veremos que la contracción en Venezuela será similar a la de afuera. Creo que la capacidad instalada, el inventario y la fortaleza de la infraestructura nos van a permitir llegar a un cierto piso. Apostamos en 2021 al crecimiento de la microempresa. Sabemos que el tema económico no se resuelve con decretos sino con consenso político y grandes medidas económicas que articulen políticas cambiarias, con políticas fiscales, comerciales e industriales que se estimulen unas a otras. Durante la pandemia, los sectores han entendido que el día después de…no existe y que el futuro se debe construir en el presente».

Con la creación de mecanismos para la liberación de recursos represados en el Banco Central de Venezuela (BCV) y el control de la hiperinflación, los agentes económicos estarán dispuestos a transformar el crédito en inversión y el efecto productivo consolidará el nuevo perfil de la economía venezolana que será una economía basada en la productividad y en la atención de los mercados internacionales.

Según la versión de Fernández, durante la pandemia el 12% de las empresas venezolanas han dicho crecido y muchas de ellas han decidido mantenerse abiertas porque han comprendido que el Estado ha quebrado y son ellas las que deben seguir adelante.

«El reto es conseguir una economía inclusiva en la que quepamos todos, una economía basada en instituciones que tengan sed de justicia, pero que abandonen las ansias de venganza. Donde el principal objetivo sea recuperar la caída del salario a través del incremento de la productividad. Crear acuerdos para poder avanzar garantizará el éxito», subrayó.

Cifras internacionales para combatir la opacidad

El representante de Fedecámaras lamentó que debido a la opacidad y la falta de cifras oficiales por parte del Estado, los economistas deban hacer estimaciones basadas en los informes de organismos internacionales para tratar de entender lo que ocurre en Venezuela.

Según el FMI, para Venezuela se proyecta una caída del 25% este año, aunque para 2021 será «mucho menor». Fernández estimó que para el año que viene el país puede entrar en una etapa de «estabilización». Y refirió a los números de la Cepal, que sigue proyectando para agosto una caída del 9,1% en la región.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Los estragos de la pandemia han generado que el 94% de los trabajadores de todo el planeta se hayan visto afectados de una u otra forma, según la OIT y la Cepal. En este orden de ideas, destacó que en Venezuela aproximadamente el 85% de los trabajadores son informales y la OIT ha dicho que debido a las desigualdades que se han acentuado durante la pandemia, los pobres han sido los más afectados, pues se han visto forzados a salir a trabajar porque no tienen apoyo del gobierno y esto los expone mucho más al contagio de COVID-19.

Recordó las políticas que han diseñado países de la región para garantizar ayudas para la población en medio de la crisis mundial generada por la pandemia y criticó que no existan políticas públicas que estimulen a la economía en este momento.

«Estados Unidos destaca entre los países de la región con el programa de tres trillones de dólares. Perú creó un programa de ayudas que pudiera estar cercano al 15% del Producto Interno Bruto (PIB). En todos los países del mundo se han hecho este tipo de estímulos para mantener a las compañías operativas y trabajando. Además, se han dado incentivos a la demanda a través de transferencias a las familias. En Italia no han utilizado recursos de las arcas públicas, sino que el sector bancario ha sido el garante de todos los préstamos al sector privado», aseveró.

El Estado venezolano lo único que ha hecho durante siete meses de pandemia es una transferencia de dinero en efectivo a las familias que equivalen a 2,9 dólares. Además, las familias no han podido obtener las remesas del exterior de otros integrantes migrantes.

«Hay cinco millones de venezolanos afuera que se calculaba que enviarían este año 3 500 millones de dólares y no fue así. Si eso hubiera sido así este sería el principal ingreso externo de la nación».

Medidas ante el fin del rentismo

Fernández dejó claro que Venezuela está en default y que es imposible acceder a los mercados internacionales debido a que la deuda de la República y de Pdvsa está vencidas. Sin embargo, consideró que a través de acuerdos políticos, Venezuela pudiera acceder a mercados multilaterales que permitan atender la emergencia de la COVID-19 y reactivar la economía.

Para sustentar este punto, alegó que el ingreso de la ayuda humanitaria no se ha podido materializar debido a la falta de acuerdos entre los polos en disputa: la AN y Miraflores. Además, contabilizó las toneladas de oro represadas en el Banco de Inglaterra que equivalen a 2 mil millones de dólares y el crédito del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) que no ha sido otorgado a Venezuela porque no reconoce a Maduro ni a Guaidó como presidente.

«La realidad es que el modelo de desarrollo económico basado en la extracción y la comercialización de hidrocarburos se acabó. En septiembre tuvimos una producción de 390 mil barriles de petróleo y eso no satisface la demanda interna. Lo grave de todo esto es que no hemos logrado encontrar un nuevo modelo de desarrollo para solucionar esto. El país seguirá siendo petrolero porque tenemos la experiencia y la infraestructura. Además, ingresar hacia otros mercados no es tan sencillo. Están ocupados por muchos y muy buenos actores que cuentan con condiciones para garantizar su continuidad porque tienen condiciones políticas que les generan estabilidad», reconoció.

En este orden de ideas, rescató que Venezuela debe tomar el ejemplo de las naciones que han hecho frente a la pandemia y han buscado preservar el aparato productivo y los empleos.

«Los números son muy claros, es mucho más caro mantener a un desempleado a través de la seguridad social y por eso, los gobiernos estimulan a las empresas para que se mantengan abiertas», concluyó.

Artículos relacionados

Nacionales

Las oficinas de Alimenta la Solidaridad en El Rosal fueron allanadas el martes

Opinion

La OLP en realidad resultó ser un abrir de compuertas a una delincuencial arbitrariedad para cometer desapariciones y asesinatos

Destacados

El canciller de Maduro no se refirió a la expulsión de los 16 niños venezolanos a bordo de una embarcación inestable

Internacionales

Sus cuentas bancarias fueron congeladas y sus activos confiscados por EE. UU.