article-thumb
   

Carlos Vecchio : “Venezuela es la única causa que ha unificado a Estados Unidos” (II)

Elizabeth Fuentes -Especial desde Washington | 11 febrero, 2019
Washington– En sus funciones como Encargado de Negocios está el de administrar el dinero y los activos que se han congelado Estados Unidos al Gobierno de Nicolás Maduro ¿Cuándo comienzan a hacerlo? ¿Cómo se van a manejar esas cuentas?

– Aún no hemos asumido plenamente todas las funciones, por eso es importante hacer cesar la usurpación. ¿Qué es lo que estamos haciendo con los activos? Yo lo veo en dos fases: una, proteger nuestros activos. Que no se los sigan robando y saqueando. Entonces ¿qué hemos hecho? Aún estamos haciendo el balance, que no lo tenemos completo. Y ahora estamos notificando a todas las instancias -privadas y oficiales-, que lo que está acá pertenece al pueblo de Venezuela. Y les decimos “ustedes no puede recibir ordenes de la dictadura porque ahora nosotros somos el nuevo gobierno y nada de lo que está allí se puede mover”. Porque en el gobierno están tratando de mover el dinero, de raspar la olla. Entonces nuestro trabajo es notificar y protegerlo todo.

– ¿Y lo han logrado?

-Sí claro, no han podido mover oro ni cuentas. Y dentro de poco voy a tener un balance muy claro sobre eso, para saber lo que hay e informarle a los venezolanos. Nosotros vamos a seguir tomando control de todo pero siguiendo las normas y las reglas legales. Porque estamos en un país donde funcionan las leyes y eso también toma su tiempo.





¿Y cuál es el fin de esto? Tener los bienes y mantenerlos congelado. No tocarlo para que no lo puedan terminar de saquear. Una vez que asumamos plenamente todas las competencias ejecutivas, podremos entonces hacer nuestro presupuesto y aprobarlo en la Asamblea Nacional de manera transparente. Por ahora lo estamos protegiendo.

– ¿Se ha reunido con alguien de Citgo?

– Hay que hacer una diferencia aquí. Yo represento a la República y protejo los bienes de la República. Allí entran los bienes de las embajadas y las cuentas, pero yo no puedo movilizar nada ni hacer uso de eso. Luego están los bienes que son empresas del Estado y que tienen formas jurídicas aquí en Estados Unidos. Este es el caso de Citgo. Nosotros tenemos que tomar control político de Citgo para que no terminen de destruirlo.





-¿Y cómo toman control político de Citgo?

-Tenemos que hacer las modificaciones legales para poder nombrar la nueva Junta Directiva. Y en ese proceso estamos en este momento. Esas modificaciones se hacen aquí en Estados Unidos y bajo sus leyes. Vamos a tomar control como lo hemos dicho: manteniendo a los empleados y a las operaciones, solo vamos a modificar la Junta Directiva para tomar el control político. Queremos preservar ese activo para cuando venga el cambio político definitivo, tenerlo todo disponible para impulsar el desarrollo en Venezuela.

– Supe que usted se va a reunir con varios representantes de organismos financieros internacionales, como el FMI, el BID, el Banco Mundial…¿qué hablarán?

– Aquí se da mucho esa facilidad, de poder conversar con los actores principales, claves. En mis funciones está el poder conversar con el Congreso de Estados Unidos o con el Departamento de Estado. Este es un centro de poder donde viene mucha gente. Hace poco tuve la oportunidad de reunirme con el canciller de Haití…

– ¿Pero se va reunir con los organismos financieros?

– Sí, nos vamos a reunir. Eso está dentro de mis funciones. Y es importante que ellos entiendan la propuesta nuestra para que sepan cómo esos organismos internacionales nos puedan ayudar. Para nadie es un secreto que Venezuela está metida en la catástrofe económica más grande el continente.

– ¿Pero esas reuniones son para buscar dinero?

-No dinero. Son para buscar aliados para la reconstrucción de Venezuela, que va a necesitar de mucha gente. Y el FMI, el Banco Mundial o el BID son aliados esenciales para la reconstrucción del país.

– La presidenta interina del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, dijo hace poco que Venezuela va a necesitar 10 mil millones de dólares para reconstruirse…

-Sí, vamos a necesitar un apoyo muy grande para reconstruirlo. Es una catástrofe lo que ha ocurrido en Venezuela. Es peor que el período especial de Cuba. El colapso económico es incluso peor que la gran depresión que hubo en Estados Unidos en los años 30 y casi el doble de la Guerra Civil española. Es un desastre de una magnitud tremenda y vamos a tener que recurrir a mucha gente para parar el dolor y el sufrimiento del país, porque la reconstrucción va de la mano de la ayuda humanitaria y hay cientos de países dispuesto a ayudar y colaborar para que esa ayuda llegue a Venezuela. Todo eso le hará ver a los venezolanos que lo que viene es bueno, que hay forma de parar tanto sufrimiento.

– ¿Usted se ha reunido también con senadores demócratas?. Es decir que no ha recibido solamente del apoyo de Donald Trump y los Republicanos…

-Así es. Hace poco me reuní con los senadores demócratas Bob Menendez, Ben Cardin, Patrick Leahy, Tim Kaine y Dick Durbin., unos pesos pesados del parlamento estadounidense, porque la causa venezolana es bipartidista. Y ha sido así desde que llegué en el 2014, cuando comencé a trabajar sobre la situación política venezolana y denunciar lo que allá pasaba. Hoy se podría decir que Venezuela es la única causa que ha unificado a Estados Unidos.

-¿Ustedes no deberían hacer más hincapié en eso desde el punto de vista comunicacional? Porque muchos creen que solamente es Donald Trump quien está detrás de todo…

– Ese es el discurso de Maduro. Pero cuando vemos que por la liberación de Venezuela está de acuerdo casi toda Latinoamérica en el Grupo de Lima (que fueron los primeros en avanzar en esto, quienes dijeron que Maduro es ilegitimo) y que después se sumó casi toda Europa, entendemos que se trata del una lucha del mundo libre frente a la dictadura. Y aquí no solo están los demócratas a nuestro favor. Esta ha sido una lucha bipartidista y mas allá. Es el Congreso de EE. UU.  junto a la administración Trump. Se trata una política de Estado. Y cuando el presidente Trump mencionó a Venezuela dentro del discurso de la Unión, se pararon las dos bancadas a aplaudirlo. Y luego vimos la postura de Nancy Pelosi. Esto ya no es un problema de ideología. Es una lucha de la democracia contra la dictadura.

– ¿Como se siente frente a Pence o Pompeo?

– Transmitiendo nuestra verdad…

¿Y emocionalmente? ¿Le resulta intimidante estar frente a esos personajes de tanto peso?

– Para nada. El vicepresidente Pence me llamó a su oficina y allí le dije: “esta es nuestra agenda y queremos que nos ayuden”. Nosotros somos quienes decimos lo que necesitamos Y ellos han compartido nuestra agenda. Me siento seguro con lo que estamos haciendo. Tranquilo. Este es un proceso liderado por nosotros. Cuando conocí al Vicepresidente Pence le dije: “Usted no solo esta defendiendo los derechos de los venezolanos. Usted también está defendiendo los principios y valores fundamentales de los fundadores de su país”. Y le conté que hubo un venezolano, Francisco de Miranda, que en 1783 estuvo en contacto con todos los llamados padres fundadores de Estados Unidos. Que Miranda también estuvo en el exilio y vino a Estados Unidos a buscar ayuda y tuvo la oportunidad de cenar con Washington y Jefferson en Philadelphia. De hecho dicen que ese fue el primer contacto de Miranda con las ideas de libertad, que llevaría luego a Venezuela, donde empezaría su periplo a favor de la independencia.

También le conté que nací en un pueblo muy pequeño – Caripe- y que mi escuela primaria se llamaba Abraham Lincoln. “Yo soy hijo de la educación pública”. El se quedó muy sorprendido.

-¿Desde cuándo no habla con Leopoldo López?

– Siempre estoy en contacto con el y con Juan Guaidó. También con Julio Borges, con dirigentes de Acción Democrática…

-¿Y con Henrique Capriles?

-Tengo tiempo que no hablo con él, pero me contenta mucho que ha estado en las protestas, que haya respaldado a Juan. Es importante su liderazgo. Insisto, aquí hacen falta todos.

– Supongamos que Nicolás Maduro se va por cualquier vía. Al día siguiente van a seguir operando en Venezuela grupos violentos, como los colectivos o el ELN que están en el sur explotando el oro… ¿Cómo van a enfrentar semejante problema?

– Ese es uno de los desafíos que vamos a tener como Nación, darle estabilidad política al país y tomar control de todo nuestro territorio. Por eso necesitamos a las Fuerzas Armadas, que van a tener un rol fundamental a la hora de darle piso político a eso. Deben luchar contra los grupos armados, darle seguridad al país. Ese es uno de los grandes retos que tenemos por delante.

– El otro reto es mantener la unidad…

– El foco nuestro tiene que estar en hacer cesar la usurpación. Ya habrá tiempo para algo más. Aquí hace falta todo el mundo. Esta es una lucha de todos para poder terminar con la usurpación. Porque si no hacemos eso, no habrá mas nada. Tendremos un país devastado y todo lo demás será pura ilusión. Ahora lo único realmente importante es hacer cesar la usurpación.

Comentarios

comentarios