article-thumb
   

Carmen María Montiel, la exMiss Venezuela que se confesó víctima de violencia doméstica

Admin

El Cooperante.- Luego de quedar libre de cargos federales, en un juicio que duró dos años en el que se le acusaba de ocasionar un incidente en pleno vuelo de Houston a Bogotá, Carmen María Montiel, la exMiss Venezuela 1984 está dispuesta a plasmar su historia como víctima de violencia doméstica.

La exreina de belleza, se había casado en 1988 y se mudó junto a su esposo, un médico neumonólogo a Estados Unidos, pero su vida matrimonial no iba para nada bien. Vive en Houston de hace muchos años y según ella, todo formó parte de una patraña de su cónyugue ante los síntomas de un eventual divorcio, según recoge el Diario Las Américas.

“Me casé muy joven completamente enamorada. La primera vez que hubo violencia en nuestro matrimonio fue a los tres meses de casados, me golpeó en el estómago, fue un impacto emocional para mí, no supe qué hacer, después de eso me pidió perdón de rodillas prometiéndome que no volvería a pasar y le creí”, expresó.

El testimonio de Carmen María Montiel, ya una mujer madura y con tres hijos reveló que los primeros síntomas de maltrato comenzaron muy temprano en su relación de pareja. Pero “el miedo” se apoderó de ella y “como nadie te cree” la situación empeoraba cada día más.

Aunque Montiel permanece legalmente casada con Lechín, desde julio del 2014 hay una orden de restricción de acercamiento a su todavía esposo. Desde entonces él se vio obligado a abandonar la casa, además investigan denuncias de irregularidades en el ejercicio de la medicina y ante eso, la posibilidad de revocarle la licencia que tiene aún como médico en Estados Unidos.

“Yo más que nadie sé lo difícil que es romper el silencio y sacar fuerzas para salir de esa situación, fueron años perdidos en un infierno que viví, un matrimonio infeliz y que callé por miedo y vergüenza”, dijo que la exreina de belleza y periodista que después de 25 años decidió escribir un libro testimonial para contar de qué fue víctima, pero también para ayudar a otras mujeres a vencer con coraje, el maltrato físico y emocional que viven puertas adentro y que nadie como ellas pueden superarlo si se lo proponen.

Comentarios

comentarios