article-thumb
   

Chantaje con el CLAP: Así se movió la “maquinaria roja” en el simulacro del 20M

El Cooperante | 7 mayo, 2018

Caracas, 07 de mayo.-Presión, chantaje y amenazas fue lo que recibieron aficionados al chavismo para asistir al simulacro electoral pautado por el Consejo Nacional Electoral, revelaron fuentes a este medio.

Lea también: “Colapso de la economía”: Inflación del mes de abril de 2018 cerró en 80,1%

En la administración pública el ultimátum llegó el viernes. Asistir el domingo al simulacro o se arriesgaban a las consecuencias. ¿Cuáles? Cambio de sede laboral, de horario, puesto, y fuertes presiones hasta que el empleado renuncie. Luego de asistir, debían reportarse con sus jefes antes del mediodía para que este confirmara su grupo.

En los urbanismos no fue distinto. Los consejos comunales, organizados cada quien con su jefe de calle, tocaron la puerta de quienes reciben “beneficios” del Gobierno (Cajas de CLAP, misiones, bonos) para que se hicieran presente en el proceso. En La Candelaria, los chavistas hicieron minúsculas colas, casi ni se veían, para “practicar” cómo será el día de la votación. “Ver que la boleta tiene puro la cara de Maduro impacta”, dijo una mujer de 63 años que no quiso identificarse por temor a represalias, y quien afirma que asiste y votará por el presidente venezolano y actual candidato porque la llamada revolución bolivariana le regaló una casa, aunque admite la crítica situación que está el país. “Me da miedo que si no voto, me le quiten la casa a mis hijos, a mis nietos“.

Del lado este de Caracas, los simpatizantes rojos tomaron el Liceo Gustavo Herrera. Aunque Chacao es uno de los municipios con más población opositora, existe un pequeño grupo que defiende el “socialismo del siglo XXI”, y dentro de ese grupo, aquellos que no se identifican ni respaldan al Gobierno, pero que reciben las bolsas porque por lo menos un integrante tiene el Carnet de la Patria. En las pasadas elecciones municipales, de acuerdo con los resultados del Poder Electoral, Gustavo Duque ganó con 63,66% de los votos frente al candidato oficialista Jorge Deneb Chayeb, del Partido Socialista Unido de Venezuela, quien apenas obtuvo 21,16%.


Pero lo cierto es que los oficialistas del municipio habían sido advertidos que si no se presentaban el día domingo, serían sacados de la lista municipal y estadal para las cajas del CLAP. “Me dijeron que si yo no iba me olvidara de la bolsa”, contó una afectada a esta redacción.

La cola fue lenta en el Gustavo Herrera. El CNE dispuso de seis máquinas para el simulacro, que estaba siendo transmitido por las cámaras de Venezolana de Televisión. Al final, debían escanear su carnet, en el mismo centro electoral, violando la normativa y frente al Plan República. “Ellos tienen todo detallado, saben si uno votó o no. Yo me quiero ir del país, pero no tengo dinero. Yo sé que critican a quienes fueron o son chavistas y se van, pero no entienden la presión que uno vive. En mi casa se pasa hambre, mi hija de 12 años come apenas dos veces al día, a veces ni siquiera la llevo a la escuela porque no tengo para darle, lo único con lo que comemos es con lo del Clap”, relató otra mujer en plena cola.

De igual modo estuvo el ambiente en otros estados del país. Puntos rojos a escasos metros del centro electoral, miembros de mesa con camisas alusivas al chavismo, entre otras irregularidades que se desconoce si el Poder Electoral tratará, todo en medio de  un proceso hiperinflacionarios que cerrará 2018 en al menos 14000% según el Fondo Monetario Internacional. El Gobierno del presidente Nicolás Maduro aumentó los sueldos mínimos y los salarios de los funcionarios públicos hasta en 6 ocasiones en 2017, y en 2018 tres nuevas alzas que, según expertos, son “gasolina” para la “hoguera” para la crisis económica. Pese a los repetidos incrementos, los venezolanos que ganan sueldo mínimo apenas pueden cubrir sus necesidades alimenticias de una semana.

Así,  mientras el chavismo afina su “maquinaria” en medio de una estrepitosa popularidad, la oposición venezolana decidió abstenerse y no participar por faltas de garantías. Por los menos tres políticos más, quienes tuvieron un pasado con la llamada revolución bolivariana, decidieron participar, entre ellos el exgobernador Henri Falcón, cuyo partido -Avanzada Progresista- fue deslindado de la Unidad Democrática.

Hace días, el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que el 41% de los venezolanos se mostró “muy dispuesto” a sufragar en los comicios presidenciales del próximo 20 de mayo. “Muy dispuestos (a votar) están el 41 %, en las (presidenciales) de 2013 era del 70 %”, declaró en una entrevista concedida al canal privado Globovisión sin especificar la fecha o ficha técnica de este sondeo.

De este número, la gran mayoría se ubica en el espectro oficialista, puesto que la abstención “en este momento es opositora”. Según los datos aportados, la mayoría de los llamados “chavistas duros” afirmó que votará, mientras que “solo un tercio de los opositores duros” manifestó estar “dispuesto”.

Comentarios

comentarios