No se queda con ninguna: Chataing le replica a Jorge Rodríguez “hartos estamos de la delincuencia”

Admin

Saimar De Santis.- El animador Luis Chataing no se le quedó callado alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, quien lo acusó de tener “harto al pueblo venezolano” con sus chistes.

“Hartos estamos de la delincuencia, hartos estamos del desabastecimiento, hartos estamos de tener que rogar ayuda para conseguir medicinas, hartos estamos de que la política sea transformada en un circo”, afirmó Chataing en su programa de radio en La Mega.

El animador reafirmó su discurso en una publicación de Instagram, en la que además afirmó que el alcalde era un “ardido” y que además sus palabras reconocían la cantidad de seguidores y espectadores que aglutinan los eventos realizados por Chataing.

“Manipular el concepto de “pueblo” pretendiendo que solo es pueblo el que piensa como uno es una estupidez monumental que solo deja al descubierto a quién en medio de la arrogancia no tiene otro destino que el de quedarse sólo”, reclamó el animador. Además, señaló que no estaba para complacer los gustos de nadie y que no necesita el permiso del alcalde para expresarse.

Ayer ardió un ardido y dijo que mis "chistecitos tienen harto al pueblo venezolano" ante todo eso es reconocer la inmensa sintonía que tiene este programa, reconocer la cantidad de seguidores que amablemente me acompañan en las redes sociales, reconocer la cantidad de espectadores que gentilmente asisten a mis monólogos. Luego, una vez más, manipular el concepto de "pueblo" pretendiendo que solo es pueblo el que piensa como uno es una estupidez monumental que solo deja al descubierto a quién en medio de la arrogancia no tiene otro destino que el de quedarse sólo. Hartos estamos de la delincuencia, hartos estamos del desabastecimiento, hartos estamos de tener que rogar ayuda para conseguir medicinas, hartos estamos de que la política sea transformada en un circo y nos conviertan en elenco de reparto en esta pésima tragicomedia. Si tuviera la fortuna de ser alcalde dedicaría mi tiempo a escuchar y servir a los ciudadanos, a moldear el ejemplo de convivencia y reconciliación que reclama el país. Pondría empeño en ser conocido y respetado por mi manera de pensar y no vivir adosado al discurso envejecido de otro. No temería al paso de marchas por las calles del municipio que me fue encargado porque el debate de las ideas es necesario. Tendría presente que el mundo gira y al final quedará el resultado de mi gestión como peldaño ascendente hacia una mejor calidad de vida o será mi legado la división, el odio, y la emigración. En verdad deseo que la amargura y la tristeza que esconde tu irónica sonrisa un bien día desaparezcan y puedas sonreír con la emoción y la alegría de quién pone el alma en tres horas diarias de radio, en un tweet de 140 caracteres, o sobre un escenario y se sabe premiado con la sonrisa de los demás. Nunca estuve para complacer los gustos de nadie, no estaré ahora para complacer los de un alcalde. No necesito de su permiso para decir, para opinar, para hacer chistes (buenos o malos), solo le pido a Dios mantener la sintonía con el sentir de la gente, saber estar en las buenas y especialmente en las malas.

A post shared by Luis Chataing (@luischataing) on

Comentarios

comentarios