Connect with us

Nacionales

Chavismo conmemora 32 años del golpe de Estado fallido contra CAP

Durante un acto desde el Cuartel de la Montaña, ubicado en Caracas, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello afirmó que 32 años después del hecho todavía hay “muchas cosas que evaluar y revisar”

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas/Foto: @PartidoPSUV. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) conmemoró este domingo los 32 años de la intentona golpista del 4 de febrero de 1992 para derrocar al gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez

Lea también: Venezuela dice que "está lista" para ayudar a Chile en combate de incendios

Durante un acto desde el Cuartel de la Montaña, ubicado en Caracas, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello afirmó que 32 años después del hecho todavía hay “muchas cosas que evaluar y revisar”. 

“Pero nosotros podemos decir que cumplimos con la misión encomendada. No tengo duda. Logramos subvertir el orden que había para el 4 de febrero del año 92. Logramos subvertir el proyecto neoliberal que se trataba de imponer en nuestro país”, dijo. 

Aseguró que “fue una rebelión de la juventud militar (...) Nosotros sabemos hoy, que gracias al 4 de febrero, nuestro pueblo y nuestro ejército (FANB) iremos juntos para dónde nos toque”. 

“Ningún país del mundo, ningún pueblo del mundo, ninguna Fuerza Armada ha resistido lo que ha resistido este país. Y lo hemos hecho por una sencilla razón, porque nos hemos mantenido total y absolutamente unidos”. 

Enfatizó que en los últimos años han intentado “atacar” a Venezuela. “Pero no han podido”, sostuvo. 

Advertisement

“Nosotros participamos en una rebelión militar necesaria, indispensable, para que el país se enrumbara por otro camino”, expresó. 

Para Cabello, lo que ocurrió el 4 de febrero de 1992 fue una “auténtica rebelión de carácter antiimperialista”. 

“¿Quién gobernaba este país?”, se preguntó. “El imperio norteamericano era el que ponía ministros, presidentes. Nadie vio en ninguna parte un mensaje de la OEA, de la Embajada americana (...) ¿Por qué no lo vimos? Porque nosotros nos alzamos contra ese imperio”, dijo. 

Enfatizó que el grupo de militares que participó en la intentona golpista encabezada por el expresidente Hugo Chávez (1999-2013), no eran “mercenarios”. 

“Nosotros somos en esencia antiimperialistas, jamás un soldado puede estar a la orden de lo que le diga el imperio norteamericano”.

Indicó que Venezuela ha sido sometida a “sanciones, bloqueos, persecuciones, ataques e intentos de invasiones”. 

Advertisement

“A uno le hierve la sangre si se meten con nuestra patria, el suelo de la patria es sagrado para un soldado y más para un soldado bolivariano (...) A uno le hierve la sangre que el imperialismo norteamericano pueda sentir que tiene el poder para designar un presidente en Venezuela o que quiera decidir cómo se hacen las elecciones y quiénes son los candidatos”, agregó. 

Cabello aseveró que estos últimos años en Venezuela “no han sido fáciles” para el actual mandatario Nicolás Maduro. 

Finalmente, pidió al chavismo mantenerse unido y acompañar a Maduro “en esta dura tarea que le ha tocado”. 

 ¿Qué sucedió el 4F? 

En febrero de 1992, el nombre del entonces teniente coronel Hugo Chávez se hizo familiar para la población venezolana y el mundo, luego de liderar un golpe de Estado que fracasó contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez, pero que le permitió, siete años después, llegar a la Presidencia. 

Aquel día, Pérez regresaba de Suiza cuando el grupo de insurgentes tomó las guarniciones militares en varios estados del país. El movimiento contó con el apoyo de 2 000 militares. 

Advertisement

Pero las fuerzas de Pérez lograron retomar el control y frente a los principales micrófonos del país, Hugo Chávez, reconoció su fracaso, asumiendo la responsabilidad y llamando a sus compañeros a deponer las armas. 

“Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital", dijo. 

Todos los involucrados fueron detenidos, pero dos años después, el presidente Rafael Caldera aprobó un sobreseimiento de la causa de Hugo Chávez, dejándolo en libertad y dando paso a una nueva era política en el país. 





Tendencias