article-thumb
   

Chavismo fija fecha de elecciones en jugada de alto riesgo

Christhian Colina

Christhian Colina.- “Para el Gobierno es un tema de supervivencia. Si el chavismo pierde esta elección, el mapa político del país cambiaría dramáticamente, porque quedaría en evidencia ante todos los sectores que mantienen a Maduro en el poder, que mantienen todo este aparato burocrático, de que son vulnerables”, explicó el analista para América Latina de IHS Global Insight, Diego Moya – Ocampos.

A juicio del analista “la oposición está en el mejor momento que ha tenido en los últimos 15 años para ganar una elección. No hay dudas que va a conseguir la mayoría de los votos (…) el régimen no va a permitir que la oposición consolide una mayoría en la Asamblea Nacional, lo que sucedería si las elecciones fuesen realmente libres y transparentes”.

La convocatoria oficial de las elecciones parlamentarias por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) generaría un escenario adverso para el chavismo, por cuanto “si se produce una derrota electoral, la geometría de ese poder que sostiene a Maduro comenzará a reorganizarse, los distintos grupos comenzarían a reorganizarse hacia objetivos distintos al sostenimiento de Maduro”, agregó Moya – Ocampos.

Las presuntas maniobras electorales que realiza el CNE para favorecer con los resultados al oficialismo tendrán que ser mayores, sobre esa base el director ejecutivo de la firma Inter American Trends, Antonio De La Cruz, afirma que “los malos manejos deberían ser mucho más pronunciados para brindarle al chavismo un triunfo electoral,  debido a la aguda crisis y las pocas probabilidades que se produzca alguna mejora substancial antes de la realización de los comicios.”

En las encuestas, el chavismo está por el piso y las señales económicas que estamos recogiendo hasta ahora es de que eso es muy difícil que vaya a mejorar”, resaltó De La Cruz, quien dijo que el difícil escenario había sido una de las principales razones por las que el régimen se había retrasado en anunciar la fecha. “Es muy arriesgado realizar elecciones este año, en medio de esta coyuntura económica. Ellos querían ver si podían dejar las elecciones para el próximo año, esperando algún milagro económico”, dijo el experto.

“Ellos buscaban un préstamo de $10,000 millones. Ellos necesitan al menos ese monto para vivir de aquí hasta diciembre, pagar deuda externa, y darle un poquito de dinero a la gente para que sienta que la situación va a comenzar a mejorar”, dijo Antonio De La Cruz.

Con información de El Nuevo Herald

Comentarios

comentarios