article-thumb
   

El TSJ y la ANC, los imitadores de Fujimori empeñados en usurpar las funciones del Parlamento

El Cooperante | 18 agosto, 2017

Caracas, 18 de agosto.- Después de año y medio de intensa guerra con el Parlamento, de mayoría opositora, el gobierno venezolano a través de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), decidió usurpar las funciones de este, por no “supeditarse” ante el suprapoder instaurado a inicios de agosto.

Lea también: ¡Fujimorazo! Constituyente asume funciones del Parlamento por no supeditarse

Este sería el segundo golpe dirigido por la cúpula chavista al Parlamento, puesto que el 29 de marzo de este año, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -cuya mayoría de sus magistrados desempeñó un cargo en las filas oficialistas-, emitió una sentencia en la que se alegaba que, por “desacato”, se asumirían todas las funciones parlamentarias. La decisión fue tomada un día después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) debatiera la crisis que atraviesa Venezuela.





Políticos, dirigentes y personalidades, se pronunciaron entonces para señalar al Gobierno de Nicolás Maduro, el cual, aseguraron, no tiene diferencia alguna con el de Alberto Fujimori, expresidente de Perú.

El “Fujimorazo”

Después que Fujimori tomara el poder, inició en Perú una batalla campal cuando el nuevo Presidente solicitó al Congreso la aprobación de poderes que le fueron rechazados y   luego se aprobó una ley mediante la cual se imponía un control parlamentario sobre los actos normativos de Fujimori, investigado además por violaciones a los DDHH y una persecución voraz contra sus oponentes.





El 5 de abril de 1992 junto con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Perú, disolvió el Congreso nacional e intervino el Poder Judicial a través de esta decisión:

“La actitud irresponsable y negativa de los parlamentarios no respeta, tampoco, los mandatos constitucionales, los cuales son violados conscientemente. Tal es el caso de la promulgación de la Ley N° 25397, denominada Ley de Control Parlamentario sobre los actos normativos del Presidente de la República que pretende maniatar a éste, recortándole atribuciones elementales para gobernar. Esto en aspectos tan importantes como la política económica o la lucha antiterrorista, cuando se niega al Presidente la facultad de señalar cuáles son las zonas de emergencia (…) Incurriendo en un acto que arremete y ofende a un país que vive grandes dificultades económicas, el Congreso ha elevado, groseramente, su presupuesto y extendido, indebidamente, las cédulas vivas a exparlamentarios. Esta actitud demuestra la total indiferencia del Parlamento ante el reclamo de austeridad, eficacia y seriedad en el trabajo legislativo, que ha hecho innumerables veces el ciudadano común y corriente.
Son muchas las sesiones parlamentarias que se han frustrado porque el Hemiciclo no contaba con quórum. Así, muchos proyectos de ley, importantes para la marcha del país, quedan encarpetados por irresponsabilidad, desidia, holgazanería de los mal llamados ‘Padres de la Patria’”.

Le puede interesar: Así reseñaron las primeras planas del mundo el Golpe de Estado de Maduro (+Fotos)

En el caso venezolano, semanas después que la nueva directiva de la AN se instalara, el Ejecutivo sacó un Decreto de Emergencia Económica que fue rechazado por la mayoría parlamentaria, pero que ha sido declarado constitucional en seis ocasiones por el TSJ, quien declaró al Parlamento en “desacato” por juramentar a diputados electos de Amazonas que fueron impugnados por el chavismo por presunto “fraude”, sin embargo, el Poder Judicial es quien tiene paralizado dicho proceso.Leyes, decisiones e interpelaciones que ha emprendido la AN han sido declaradas por el TSJ fuera de la Constitución.

Comentarios

comentarios