article-thumb
   

China puede tomar represalias si Trump pone más aranceles

El Cooperante | 23 mayo, 2019

Caracas.-China ha anunciado recientemente que, si Trump vuelve a subir los aranceles, tomará represalias. Donald Trump, presidente de la Casa Blanca, sigue con China en el foco de atención, y podría volver a poner más aranceles en el país asiático: esto está aumentado las tensiones antes de que se produzca la próxima reunión entre ambas potencias.

Le puede interesar: Jesús Seguías: “La oposición venezolana está obligada a un gran viraje”

Beijing “tendrá que adoptar las contramedidas que sean necesarias”, si se aumentan los aranceles, declaró el Ministerio de Comercio de China. La declaración de Trump hace unos días alteró los mercados financieros de los países más afectados por los aranceles del presidente americano. En concreto, Trump anunció que los aranceles podrían pasar de un 10% a un 25%: es decir, unos aranceles sobre 200.000 millones de dólares en productos chinos. Además, Trump también se manifestó de forma pública en contra de las formas con las que está llevando el presidente chino todo esto proceso que, según el americano, están retrasando todo el acuerdo.

Trump aumentó los impuestos a las importaciones de 250.000 millones de dólares en productos chinos desde el pasado mes de julio. El motivo de esta subida no fue otro que la presión de China a las empresas para que le entreguen más tecnología.

Pero esto no es de lo único de lo que se ha quejado el presidente americano durante las reuniones entre ambas potencias: Washington no está a favor del superávit comercial de China ni de sus planes en materia de robótica, entre otros. Estados Unidos no es el único país que se muestra en contra de este último punto: Europa, Japón y otros países consideran que estos objetivos de China violan los compromisos del gobierno chino con otros mercados.

China respondió con más aranceles sobre las importaciones de Estados Unidos: con un valor de 110.000 millones de dólares, pero no le quedan muchos más productos sobre los que poner aranceles a las importaciones de Estados Unidos, por el enorme superávit comercial que tiene con Estados Unidos. Por eso, China ha llevado su contraataque más allá de las importaciones: obstaculizando las actividades de las empresas de Estados Unidos en China. La forma de hacerlo ha sido simple: demorando las autorizaciones aduanales a los envíos de las empresas, y en la entrega de licencias a empresas financieras y de otros sectores.

Según el bróker iFOREX, si ninguno de los países cede las consecuencias serán nefastas tanto a nivel comercial como a nivel corporativo. Además, según los analistas de iFOREX, las autoridades chinas tienen más instrumentos para llevar a cabo su estrategia de contraataque: investigaciones fiscales, antimonopólicas y de otro tipo para obstaculizar el funcionamiento de una compañía.

A falta de una solución del conflicto, los instrumentos financieros seguirán con volatilidad como muestran los análisis de iFOREX. En la próxima reunión entre ambas partes podrían limarse algunas asperezas.

Comentarios

comentarios