article-thumb
   

China se adueña del crudo venezolano con acuerdos que perpetúan malestar económico

El Cooperante

Caracas, 05 de abril.- Mientras que  la producción del petróleo en Venezuela cada estrepitosamente, la nación petrolera entregará cada vez más control sobre sus recursos naturales e incluso sobre sus instituciones a China.

Lea también: “Su comportamiento es indigno”: Piden despojar a Danny Glover del título de embajador de Unicef

Según un nuevo informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS en inglés) con sede en Washington,  los grandes niveles de inversión extranjera pueden parecer beneficiosos, pero que la situación económica de Venezuela en realidad ha empeorado mucho por parte de China.  El gigante asiático  logró convencer al Gobierno de Venezuela de firmar “acuerdos financieros unilaterales” que perpetúan el malestar económico que aflige al país.

CSIS  consideró que China sigue siendo una pieza clave del rompecabezas que apuntala al Gobierno de Nicolás Maduro. El grupo de expertos estimó que la excesiva influencia de China es mala para Venezuela y también plantea problemas de seguridad.

El obsesivo interés de China por las materias primas ha establecido una “dependencia a largo plazo”, lo que  impide que Venezuela, y otros países exportadores de materias primas en América Latina, desarrollen sectores de la economía más sofisticados y de mayor valor agregado.  Así, Venezuela permanecerá en un estado colonial, sirviendo como un lugar para la extracción de recursos naturales en beneficio de China, publicó La Patilla.


De igual modo, el centro de estudios detalló que China a menudo ha encaminado su inversión en Venezuela a través de Hong Kong a lugares no revelados. Y las ofertas de petróleo por efectivo son especialmente difíciles de rastrear. “La comunidad internacional debería ser escéptica de las cantidades aparentemente interminables de dinero, imposibles de rastrear, que se vierten en un país con una historia de corrupción, narcotráfico en estado profundo y sin controles ni contrapesos”.

Comentarios

comentarios