article-thumb
   

Chúo Torrealba: Estamos ante la enfermedad terminal del chavismo

Admin

 El Cooperante.- El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Chúo Torrealba se acaricia su reluciente calva para darnos a entender que la próxima Asamblea Nacional (AN) será “sin cabello”, en alusión a su actual presidente, Diosdado Cabello, que pasará a convertirse en el «número tres» en la cadena de mando, ya que la «número dos» del presidente Maduro será su propia esposa, Cilia Flores.

Torrealba concedió una entrevista a ABC mientras la oposición se movilizó por la libertad de Leopoldo López y la recuperación de la democracia.

-¿Ha logrado Leopoldo López desde la cárcel unir a los partidos de la oposición con esta marcha?

-Lo que ha unido a la oposición es el pueblo. El descontento, la escasez, las colas, la inseguridad, la inflación son los que han unido a los partidos. Todos los sectores sufren la crisis, desde los barrios hasta la clase alta. Estamos unidos por el descontento y la esperanza en el cambio. La unidad no es un fetiche ni una consigna electoral, es una necesidad existencial.

-¿Hace falta en la oposición un mesías o un caudillo como Hugo Chávez?

-Ya hemos aprendido la lección. El morbo de un mesianismo, de un liderazgo iluminado, de salvadores como Chávez, nos está pasando una factura de 17 años de destrucción. Estamos en un foso. Hemos llegado al nivel de Haití.

-¿Cómo afecta el estado de excepción a los candidatos de la MUD en la frontera con Colombia?

-Tenemos 22 candidatos a diputados afectados por el decreto que restringe la movilización y la reunión de grupos de más de cinco personas. Se puede hacer campaña solo 15 días antes de las elecciones.

-¿Cómo van a enfrentarse a la poderosa maquinaria del PSUV, el partido de gobierno?

-Hemos diseñado una campaña capaz de enfrentarnos a la maquinaria clientelar del partido de gobierno. Cada centro de votación tendrá su propio comando de campaña integrado por centenares de personas. Hemos mejorado la estructura organizativa desde las elecciones pasadas de 2012 y 2013.

-¿En cuántos votos se traduce el fraude electoral del oficialismo?

-En unos 200.000. Es la trampa real con la que se impuso Maduro en 2013. Tenemos localizados los centros donde se produjeron las irregularidades en las zonas de mayor pobreza rural y urbana de difícil acceso.

-¿Pero hay dudas de que gane la oposición?

-Tenemos 39 puntos de ventaja, una avalancha por encima del millón y medio de votos. A esto se suma la crisis económica y la erosión del PSUV. El triunfo llama al triunfo.

-¿Con una mayoría simple puede la oposición promulgar la ley de amnistía para liberar a los presos políticos en enero próximo?

-Es lo primero que vamos a hacer. Desde la Asamblea Nacional, también queremos dar soluciones a la escasez, la carestía, la inseguridad y destrucción de la moneda nacional. Vamos a la reconstrucción del país.

-¿Y si Nicolás Maduro se opone desde el Ejecutivo?

-Aplicamos la Constitución: referendo revocatorio, enmienda, Asamblea Constituyente.

-¿Quién manda en Venezuela?

Aquí no manda Maduro. La segunda en el mando es su mujer, Cilia Flores, y el tercero, Diosdado Cabello. Es un gobierno bicéfalo sin cerebro. Es un régimen precario. Estamos ante la enfermedad terminal del chavismo.

-¿Qué le parece que el español Juan Carlos Monedero haya justificado la condena injusta de Leopoldo López, comparándolo con los etarras?

Monedero es un mercenario político de Maduro, un asalariado del gobierno venezolano que sigue cobrando de la casta chavista.

Con información del ABC de España.

Comentarios

comentarios