article-thumb
   

CIDH: No podemos permanecer impávidos ante el sufrimiento de los venezolanos

Luis De Jesús | 5 septiembre, 2018

Caracas.- María Claudia Pulido, secretaria ejecutiva adjunta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó este miércoles que esa entidad ni la Organización de Estados Americanos (OEA) no pueden permanecer “impávidos” ante la situación y el sufrimiento de los venezolanos que salen de su país como un mecanismo de supervivencia.

Lea también: EEUU: “Daniel Ortega y Nicolás Maduro están cortados con la misma tela corrupta”

La funcionaria manifestó durante la reunión del Consejo Permanente de la OEA que la grave crisis política, económica y social, así como la violación de los derechos humanos en Venezuela, han tenido un impacto en los derechos como la vida, la libertad de expresión, la salud, la alimentación, el trabajo y el derecho a no verse forzado a emigrar.

En tal sentido, Pulido enumeró una serie de recomendaciones por parte de la CIDH para los Estados que han recibido a los venezolanos:

1.- Solicitar al Gobierno de Nicolás Maduro garantizar el acceso, la prestación y el acceso de asistencia humanitaria que la población venezolana requiere.

2.- Garantizar el ingreso al territorio de las personas venezolanas para que puedan buscar protección internacional o satisfacer sus necesidades humanitarias urgentes, así como garantizar el principio de la unidad humanidad.

3.- Expandir los canales regulares, seguros, accesibles y asequibles para la migración a través de la liberación de visas, así como regímenes de facilitación de visas de fácil acceso, como protección complementaria, protección temporal, visas humanitarias, visas de trabajo o estudiantiles, así como programas de patrocinio privado.

4.- Garantizar el reconocimiento de la condición de refugiado a las personas venezolanas con temor fundado de persecución en caso de retorno a su territorio o que consideran que su vida, integridad o libertad estarían amenazadas debido a la situación de violencia, violaciones de derechos humanos y perturbaciones graves del orden público.

5.- Considerar la adopción de respuestas colectivas de protección a las personas venezolanas, entre las que se encuentra la posibilidad de realizar la determinación para el reconocimiento de la condición de refugiado sin necesidad de realizar una evaluación individualizada.

6.- Respetar el principio y derecho a la no devolución al territorio venezolano, incluyendo la prohibición del rechazo en frontera y expulsiones colectivas.

7.- Implementar mecanismos que permitan identificar a personas que requieren protección internacional y necesidades especiales de protección, en particular a mujeres, niños, niñas, pueblos indígenas y afrodescendientes.

8.- Proteger y brindar asistencia humanitaria a las personas venezolanas que se encuentran en el ámbito de su jurisdicción. Asimismo, se debe coordinar esfuerzos con organismos internacionales y regionales relevantes, las instituciones de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil para brindar asistencia humanitaria a las personas venezolanas.

9.- Garantizar el apoyo internacional y la responsabilidad compartida en el rescate, recepción y alojamiento de las personas venezolanas.

10.- Garantizar el derecho a la nacionalidad; garantizar y facilitar el registro de todas las personas que nazcan de manera oportuna o tardía. Además garantizar el otorgamiento de la documentación que garantice la nacionalidad.

11.- Implementar estrategias coordinadas basadas en responsabilidad compartida en el abordaje desde un enfoque de derechos humanos; fortalecer la cooperación técnica y financiera a los principales países receptores de inmigrantes, así como asegurar y facilitar el paso libre de asistencia humanitaria.

12.- No criminalizar la migración absteniéndose de medidas tales como el cierre de fronteras, penalización por ingreso o presencia irregular, la necesidad de presentar un pasaporte, la detención migratoria, las deportaciones arbitrarias, discursos de odio y la criminalización de aquellos que brindan ayuda humanitaria.

13.- Los Estados deben implementar campañas educativas y sensibilización dirigidas a promover sociedades multiculturales y a luchar en contra de la discriminación y la xenofobia.

14.- Garantizar el acceso a la justicia en condiciones justas, efectivas y accesibles.

15.- Para una respuesta coordinada integrada para la prevención, atención y reparación integral de las victimas de tratas de personas, así como investigar, procesar y sancionar ese delito.

16.- Adoptar medidas dirigidas para promover la integración social y la residencia de personas venezolanas en particular a través de garantías a los derechos de las personas a la no discriminación y a los derechos socioculturales, incluyendo el acceso al trabajo, a la educación y a la seguridad social.

17.- Autorizar y dar facilidades para que organismos internacionales y regionales de derechos humanos puedan realizar visitas a los estados del continente, así como permitir que brinde una asistencia técnica.

Comentarios

comentarios