Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Internacionales

Científicos holandeses entrenan abejas para detectar la COVID-19

El hallazgo podría reducir el tiempo de espera de las pruebas de coronavirus a segundos

Reuters

Caracas.- Investigadores holandeses entrenaron a un grupo de abejas para identificar muestras infectadas con COVID-19, un hallazgo que podría reducir el tiempo de espera de las pruebas a solo segundos.

Lea también: EE. UU. aprueba la vacuna de Pfizer en niños de 12 años

Para entrenar a las abejas, los científicos del laboratorio de investigación bio-veterinaria de la Universidad de Wageningen les dieron agua azucarada como recompensa después de mostrarles muestras infectadas con COVID-19.

"Acostumbradas al sistema, las abejas pudieron extender espontáneamente la lengua para recibir una recompensa cuando se les presentó una muestra infectada, dijo Wim van der Poel, profesor de virología que participó en el proyecto.

Dice que las abejas, insectos que tienen un sentido del olfato inusualmente agudo, son normales de un apicultor.

“Inmediatamente después de presentar una muestra positiva también les presentamos agua azucarada y lo que hacen las abejas es extender su trompa para tomar el agua azucarada", apuntó.

Según los investigadores, la extensión de la lengua parecida a un pitillo es la confirmación de un resultado positivo de la prueba de coronavirus.

El método aparte de rápido es económico, lo que lo hace potencialmente útil para países donde las pruebas son escasas, dijeron.

Pero Dirk de Graaf, un profesor que estudia abejas, insectos e inmunología animal en la Universidad de Ghent en Bélgica, dijo que no veía que la técnica reemplazara formas más convencionales de pruebas de COVID-19 en un futuro cercano.

“Es una buena idea, pero preferiría realizar pruebas con las herramientas de diagnóstico clásicas en lugar de usar abejas para esto. Soy un gran amante de las abejas, pero las usaría para otros fines además de detectar la COVID-19 ”, dijo.

Asimismo, recuerda que la técnica de "olfateo de insectos" fue probada eficazmente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos para detectar explosivos y toxinas en la década de 1990, refirió Reuters.

"Se utilizaron polillas, abejas y avispas con fines de seguridad para detectar explosivos y para diagnóstico médico", puntualizó.

Asegura que se sabe muy poco sobre las pruebas de Wageningen para determinar su verdadera efectividad, aunque dice que está abierto a la idea de que las abejas proporcionen una indicación de enfermedad cuando las pruebas de PCR no estén disponibles.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.





Artículos relacionados

Sucesos

Junto al cadáver de la víctima, identificada como David José Bello Ortega, fue hallado el cuerpo de otro hombre, cuya identidad sigue siendo desconocida

Nacionales

Desde el Palacio de Miraflores, el mandatario socialista abanderó a la delegación que acudirá a los Juegos Olímpicos Tokio 2020

Deportes

Venezuela se medirá el domingo en su próximo encuentro a Ecuador