article-thumb
   

Científicos venezolanos descubrieron una nueva bacteria que produce leptospirosis

El Cooperante | 5 abril, 2018

Caracas, 5 de abril.- Un grupo de científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), del Laboratorio de Genética Molecular del Centro de Microbiología y Biología Celular, descubrieron una bacteria que fue denominada Leptospira venezuelensis, que afecta a las personas que trabajan en el campo y tienen contacto con algunos animales, produciendo leptospirosis.

Lea también: Personas con autismo, víctimas de la crisis ante impagables terapias y alimentos

Esta enfermedad emergente puede ser letal en más del 25% de los pacientes, sin embargo, muchos casos de leptospirosis, producido por la bacteria Leptospira, no son diagnosticados porque los síntomas son variables, además los médicos no la reconocen a tiempo, ya que las pruebas clínicas generalmente son difíciles de realizar y toman semanas para dar resultados.

Esta investigación salió a la luz gracias al esfuerzo de varios especialistas del IVIC, entre ellos Lizeth Caraballo, quien descubrió en nuestro país una nueva cepa de la bacteria Leptospira capaz de afectar a seres humanos por contaminación tras contacto indirecto con roedores y otros animales.

La enfermedad se caracteriza por desarrollar síntomas de fiebre, dolores musculares o de las articulaciones, patología renal, ictericia y especialmente hinchazón del área alrededor de los ojos, lo que convierte a la enfermedad en un problema para diagnosticarla ya que muchos de estos síntomas suelen confundirse con otras enfermedades como: dengue, zika, chikungunya, entre otras.


Para distinguir la leptospirosis de otras enfermedades, Caraballo recabó muestras de orina y sangre de los pacientes infectados para practicar una técnica molecular con ADN que, en solo dos días, identificaba la presencia de la bacteria en ellos, por lo que se aisló el gen ribosomal “rrs” y fue secuenciado en la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses del IVIC, publicó El Universal.

Los resultados demostraron que la gran mayoría de los pacientes fueron infectados con especies de Leptospira conocidas, pero en cuatro pacientes fue encontrada una secuencia nunca antes descrita

Comentarios

comentarios