article-thumb
   

Cinco candidatos compiten por dirigir la ONU: Postulan a directora de la Unesco

Christhian Colina

Efe.- Con cinco candidatos ya oficiales y varios más calculando sus opciones, la carrera por suceder a Ban Ki-moon al frente de las Naciones Unidas ha comenzado a tomar ritmo tras meses de discusiones en abstracto. El paso adelante dado esta semana por el Gobierno de Bulgaria al proponer a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, empieza por fin a poner el foco sobre un proceso hasta ahora oscurecido por las primarias estadounidenses.

Bokova, de 63 años, parte como la principal favorita, pues además de una dilatada experiencia internacional pone sobre la mesa dos requisitos clave: es mujer y procede de un país de la Europa del Este. Tras 70 años de hombres al frente de Naciones Unidas, el clamor es casi absoluto para que el reemplazo de Ban sea una mujer. Decenas de países, organizaciones y la propia ONU apoyan la idea.

“Hemos tenido ocho secretarios generales varones y la novena debe ser una mujer”, argumenta una campaña puesta en marcha con ese objetivo por un grupo de académicas y responsables de organizaciones civiles. La otra gran ventaja de Bokova es su nacionalidad, dado que según la rotación regional que ha imperado a lo largo de los años, correspondería a Europa Oriental ocupar la Secretaría General.

Aunque algunos países cuestionan el principio y no hay una regla escrita, la tradición sigue pesando mucho en Naciones Unidas. La directora general de la Unesco, de hecho, ya ha superado en su propia casa el que para muchos era uno de sus mayores escollos: la posible candidatura de la vicepresidenta de la Comisión Europea Kristalina Georgieva.

La decisión de esta de permanecer en Bruselas deja a Bokova sin su primera gran rival, otra mujer que ha ocupado destacados puestos internacionales y que contaba con simpatías que ella tendrá más difícil ganarse. Precisamente ahora que su candidatura se ha formalizado, Bokova empieza a ver cómo desde Estados Unidos, un país clave en el proceso, empiezan a llegar voces en su contra.

Así, además de Bokova, ya han formalizado su interés la política croata Vesna Pusic; el ministro de Exteriores de Montenegro, Igor Luksic; el expresidente esloveno Danilo Turk; y el macedonio Srgjan Kerim, que presidió la Asamblea General de la ONU entre 2007 y 2008.

Entre las decenas de nombres con los que se ha especulado en los últimos meses hay varias latinoamericanas, incluida la ministra argentina de Exteriores, Susana Malcorra, y mujeres de otras regiones como la neozelandesa Helen Clark.

Comentarios

comentarios