Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Claves para entender el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán

Organismos internacionales temen que se desate un conflicto armado entre ambos países, y se reavive el episodio que dejó al menos 25 000 muertos a principios de 1990

Reuters

Caracas / Foto Portada: Reuters.- El conflicto generado por una disputa territorial que lleva más de 30 años se reactivó este fin de semana y ha dejado decenas de muertos en Armenia y Azerbaiyán. Las dos exrepúblicas soviéticas se acusan mutuamente de haber generado las provocaciones, mientras mueren civiles y efectivos militares que luchan por el control de la región de Nagorno-Karabaj. A finales de 1980 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que dejó unos 25 000 muertos.

Lea también: Qué es la doctrina R2P que invocó Guaidó y qué consecuencias traerá para Maduro

Este lunes, 28 de septiembre, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev decretó la movilización parcial en la nación debido a la escalada de tensiones en Nagorno-Karabaj, luego de que el domingo ocurrieran choques violentos entre fuerzas de ambos países. El mandatario ordenó la ley marcial y un toque de queda en algunas ciudades.

Alíev fue enfático y prometió no ceder «ni un ápice» en el conflicto con Armenia que inició hace más de 30 años y que llevó a Azerbaiyán a la pérdida de control sobre Nagorno Karabaj y desató una guerra sin límites.

«Estamos en nuestra tierra, no queremos la de los demás. Pero la nuestra no la entregaremos a nadie», dijo Alíev el domingo durante una sesión del Consejo de Seguridad del país. «Nunca permitiremos la creación del así llamado ‘segundo estado armenio’ en territorio azerbaiyano. Los sucesos de hoy son prueba de ello», enfatizó.

Según el viceministro de Defensa de Nagorno-Karabaj, Artur Sargsián, en la región se están librando «batallas calientes», y han fallecido al menos 16 efectivos armenios y se reportaron más de un centener de heridos.

Entre tanto, la comunidad internacional permanece en vilo e insta a ambos países a un cese inmediato de la violencia. El Departamento de Estado de Estados Unidos (EE .UU.) emitió un comunicado este domingo para pedirle a los líderes de Armenia y Azerbaiyán a «cesar inmediatamente» las hostilidades en Nagorno Karabaj.

EE .UU. condenó «en los términos más fuertes» la escalada de violencia e informó que el subsecretario de Estado, Ste´hen Biegun conversó con el ministro de Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, y con el titular de la misma cartera en Armenia, Zohrab Mnatsakanyan.

El representante estadounidense solicitó «a ambas partes a cesar inmediatamente las hostilidades y usar las existentes vías de comunicación entre ellos para prevenir una mayor escalada, así como para evitar retóricas inútiles y acciones que aumenten aún más las tensiones sobre el terreno», detalló el Departamento de Estado.

El llamamiento al cese de la violencia de EE.UU. se une al de otros miembros de la comunidad internacional, como la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas que han pedido retomar el diálogo.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Conflicto histórico

El origen del conflicto en Nagorno-Karabaj inició durante la época del imperio ruso. En la región habitada en su mayoría por armenios cristianos, siempre existieron tensiones con la minoría turca de fe islámica, pero los zares y la Unión Soviética supieron controlarla. Tras el colapso de la Unión Soviética comenzó a debilitarse el equilibrio étnico y religioso en Nargorno-Karabaj. En 1988 la asamblea regional aprobó una resolución para que Nagorno-Karabaj se incorporara a Armenia, a pesar de que desde 1921 formaba parte de Azerbaiyán por decisión del Gobierno soviético.

El Parlamento de la todavía República Socialista de Armenia aprobó la iniciativa de Nagorno-Karabaj y firmó su adhesión desde la vecina Azerbaiyán, aunque nunca llegó a materializarse porque Moscú lo frenó. En 1991, ya con la URSS desmembrada, Nagorno-Karabaj declaró su independencia propiciando una guerra entre las dos antiguas repúblicas soviéticas que terminó con al menos 25 000 víctimas y cientos de miles de refugiados y desplazados.

Armenia obtuvó el control de Nagorno-Karabaj en 1993 y ocupó el 20% del territorio azerí que rodea a la región, siete distritos que considera una “franja de seguridad”.

En 1994, Rusia logró mediar un alto al fuego entre ambas partes. Sin embargo, la tregua ha sido incumplida durante varios años debido a las continuas tensiones en la Línea de Control, que sirve de frontera entre ambos países.

El último gran episodio de violencia en Nagorno-Karabaj tuvo lugar en 2016. Bakú y Ereván se enfrentaron en una guerra de cuatro días que comenzó el 2 de abril con la muerte de un soldado armenio como detonante. Más de 300 personas murieron.

Una mujer azerbaiyana muestra los daños en su hogar (AP Photo/Ramil Zeynalov)

¿Envalentonados por el apoyo turco?

El corresponsal de la BBC en el Cáucaso, Rayhan Demytrie explicó este lunes, que los combates del fin de semana a lo largo de la línea de control son «la escalada más graves de los últimos años». «Es común en este conflicto de larga duración que ambos bandos se acusen mutuamente de disparar primero y lo que estamos viendo no es solo una acción militar sino una guerra informativa. Es difícil verificar la información oficial de forma independiente», reportó al medio internacional.

Aseveró que mientras ambos países se acusan de haber iniciado el conflicto, el gobierno de Azerbaiyán restringió el uso de internet y las redes sociales, al tiempo que consideró que el apoyo de Turquía puede estar «envalentonando» a Azerbaiyán.

En agosto, el ministro azerí de Defensa dijo que, con la ayuda del ejército turco, Azerbaiyán cumpliría su «sagrado deber»: recuperar los territorios perdidos.

Destacó que cualquier escalada de la violencia puede desestabilizar la economía global, dado que el Cáucaso sur es un pasillo para gasoductos que llegan desde el mar Caspio hasta los mercados mundiales.

Hasta el momento, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, le ofreció su apoyo a Azerbaiyán durante esta nueva crisis, mientras que Rusia, tradicionalmente visto como aliado de Armenia, exigió un alto el fuego inmediato y el inicio de un diálogo para estabilizar la situación.

La BBC refirió a un informe armenio de 2004 y señaló que en ese entonces, solo 30 personas en Armenia (con una población de 3,1 millones) se identificaban como azeríes, mientras que el censo de 2009 en Azerbaiyán (9,7 millones de habitantes) registró 183 armenios que vivían en áreas azeríes que no fueran Nagorno Karabaj.
Un censo de 2015 para la no reconocida República de Artsaj (o Nagorno Karabaj, de 145.053 habitantes) reportó que no vivía allí ningún azerí. En época soviética, los azeríes conformaban más de un quinto de la población de la región.
Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Destacados

El secretario general de la OEA celebró el resultado de las presidenciales en Bolivia en las que resultó electo Luis Arce

Destacados

Algunas personas amanecieron en el lugar al prever gran afluencia de ciudadanos

Destacados

Las avenidas Cristóbal Mendoza y San Bernardino no tienen servicio eléctrico desde hace más de 24 horas

Destacados

El diplomático apuesta por el fortalecimiento de la democracia en el país altiplánico