Connect with us

La Lupa

Claves para entender el conflicto entre Israel y Palestina

La fuerte ofensiva en Gaza ha generado manifestaciones en diferentes ciudades de Israel en las que viven árabes y hebreos

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: ABC.- Desde el pasado 10 de mayo el enfrentamiento entre el Ejército de Israel y milicias palestinas Hamás y Yihad Islámica, ha dejado casi 200 víctimas muertos. El mundo entero se mantiene a la expectativa ya que los intentos de mediación internacional han fracasado, por ahora. El historiador y profesor universitario Alfredo Díaz explicó el origen de estos enfrentamientos y destacó que este conflicto armado no se debe a motivos religiosos, pero que las religiones "dan sazón" al conflicto. Condenó que en pleno siglo XXI se retome un conflicto que tiene 2000 años y que se ha generado por las diversas interpretaciones que le ha dado el ser humano a los textos históricos de diversas religiones como la Biblia, el Corán y la Torá.

Lea también: Cúpula de Hierro: cómo funciona el sistema que Israel usa para protegerse de los misiles palestinos

Un aura de tensión se vivió la noche del 22 de abril cuando más de un centenar de palestinos fueron heridos en enfrentamientos con la policía. Grupos de palestinos protestaban contra cientos de ultraderechistas israelíes que manifestaban hacia la Ciudad Vieja de Jerusalén en plena festividad de los musulmanes al grito de "¡muerte a los árabes!".

Entretanto, jóvenes palestinos provocaban a ultra ortodoxos judíos que iban a orar al Muro de las Lamentaciones. La violencia se desató el lunes 10 de mayo, cuando más de 300 palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con la policía. Acto seguido, milicias palestinas iniciaron el lanzamiento de cohetes hacia Jerusalén y el centro de Israel.

Pese a que las religiones son determinantes en este nuevo conflicto, el origen del mismo no es bíblico, no está sustentado en el Torá, la Biblia o el Corán. Los libros religiosos no son el origen de los enfrentamientos, pero las religiones aderezan el conflicto. Musulmanes y judíos -quienes se enfrentan hoy- vivieron en "paz y tranquilidad" durante años. Ambos coexistían pacíficamente con los cristianos desde el siglo VII. Pero, todo cambió con la llegada de la cristiandad en el año 1492.

"Con la llegada de la cristiandad, la inquisición con la que los cristianos conquistaron territorios de España y Europa, los judíos fueron expulsados, al igual que los musulmanes", dijo Díaz en conversación telefónica con El Cooperante.

Advertisement

El origen principal del conflicto fue la permanencia de judíos en Europa o lo que se conoce como "el problema judío": cuando Europa se convirtió a la cristiandad a partir del Imperio Romano, una de las primeras interpretaciones registradas es que los culpables de la muerte de Jesucristo fueron los judíos. De esta teoría deviene el antijudaismo. Desde entonces, los judíos que vivieron en Europa fueron perseguidos y humillados.

Con la expansión del cristianismo se consolidaron el cristianismo, que odiaba a los judíos por ser asesinos de Cristo; el Islam, que crecía desde el mundo árabe hasta llegar a Indonesia y España a través del proselitismo; y el judaísmo que por razones históricas tenía prohibido ser proselitista.

Para Díaz, el principal problema son las interpretaciones cristianas que culpabilizaron a los judíos de la muerte de Cristo Jesús. La segunda causa surgió con la creación del concepto Estado-nación en el siglo XVII en adelante.

"Con la llegada del concepto Estado-nación, los franceses se sitúan en Francia, los Alemanes en Alemania; y españoles en España, a través de la definición de las fronteras y territorios. Pero, los judíos no encajan por el problema del antijudaismo de la iglesia católica y sus vertientes protestantes. Les dijeron a los judíos ustedes no pertenecen a nuestra nación porque son los asesinos de Cristo. De aquí en adelante se fraguó la herencia del odio, el desprecio y la persecución contra los judíos; posteriormente, vendría el Holocausto Nazi en Alemania; las expulsiones en España en el siglo XV y el caso Dreyfus en Francia; la prohibición de judíos en Inglaterra, etc. Todo esto, creó el problema judío".

Para los europeos, los judíos no eran sus connacionales. Es cuando el concepto de anti judaísmo se transformó en el anti judaísmo cristiano y se crea el antisemitismo: judíos castigados por Dios. De allí viene el término judío errante.

Deshacerse de los judíos

A partir de 1750, los evangélicos metodistas se convierten en la religión dominante del imperio británico. El ministro Lord Shaftesbury del sector puritano de este evangelio dijo que la "mejor forma de deshacerse de los judíos era creando un Estado en Palestina para que se fueran, vivieran allí de forma sumisa en una colonia".

Advertisement

Esto fue lo que generó el sionismo a finales del siglo XIX. "Según los evangélicos cuando todos los judíos estén metidos en Palestina, Jesucristo va a bajar del cielo, por eso los judíos deben volver a la patria prometida", señaló el historiador.

Sin embargo, dijo que "esto es falso porque para el judaísmo, el Israel de la biblia no es el mismo de ahora, el Israel de la biblia fue Jerusalén una ciudad santa; esta idea simplemente fue creada para darle una patada a los judíos y enviarlos a que se peleen por ese territorio. Además, inventaron que el judío era enemigo del musulmán y se han peleado esas tierras. Esta teoría fue creada por los evangélicos británicos".

Díaz rechazó esta tesis porque los judíos no tienen relación histórica con palestina, los judíos nunca pasaron por Palestina. Los palestinos tienen 40 mil años viviendo en esas tierras.

Para Díaz son ideas "descabelladas" porque las religiones no tienen naciones, pueden tener Estados como el Vaticano o la República Islámica de Irán, un Estado puede nacer en base a principios religiosos, pero "no podemos pensar que por ser católicos va a existir una nación en el mundo solo para los católicos, el catolicismo existe en todos los lados del mundo en los que se cree en ese mensaje. Pero, hacer de una religión una nación no es posible", sentenció.

Pero la historia es otra. A partir de esta creencia, los británicos fundan el Estado de Israel, se creó el Estado judío en Palestina, se dividió en dos para conformar el Estado Árabe-Palestino y para los migrantes europeos de religión judía sobrevivientes del Holocausto Nazi.

Advertisement

Durante la época del comunismo, la Unión Soviética ayudó a los movimientos panarabistas (ideología política ligada al árabe) y los árabes quedaron "del lado de los malos". Tras disolverse la Unión Soviética, "los árabes no valieron nada", pero los israelitas o judíos "bailaron al son del ganador que fue Estados Unidos".  

Situación actual

Mientras que los árabes se quedaron sin la protección del socialismo, Estados Unidos ha apoyado a Israel, hasta el punto en que Israel se ha convertido en una base de operaciones para impedir el surgimiento de movimientos panarabistas socialistas e Israel es el brazo armado de EE.UU. y la Unión Europea.

"Por eso dejan hacer y pasar todo a Israel", estimó Díaz. "Lo que vemos es que hay una política de exterminación y genocidio del sionismo israelí hacia los palestinos. Ellos quieren limpiar esa tierra. Según la visión bíblica, el gran Israel va a ir desde Egipto hasta Kuwait y por eso dicen que no van a descansar hasta lograr la expansión de Israel, pero la primera piedra son los palestinos", enfatizó.

En medio del enfrentamiento del mes de abril, un tribunal ordenó el desalojo de los barrios palestinos árabes de Jerusalén para hacer anexionados y construir colonias israelíes.

Díaz calificó a este hecho de "provocación" porque en el este de Jerusalén están las mezquitas. Asimismo, resaltó que la Franja de Gaza que está gobernada por Hamás (que en árabe signfica fervor) responde con cohetes a estos ataques de Israel; pero Israel ha ordenado que por cada muerto israelí habrán 200 palestinos muertos.

Advertisement

Más allá del hecho histórico, en medio de la pandemia, estos pueblos viven un conflicto que no tiene sentido, criticó el historiador venezolano, pues según su parecer, se trata de un exterminio contra un pueblo que ha sido llevado a esa tierra para ocupar espacios, cuando sus antepasados nunca estuvieron allí.

"Los jasaros judíos nunca estuvieron allí, nunca estuvieron en Palestina, tienen caras de europeos no de semitas. Lo más grave es la desproporción del conflicto, ¿por qué si los palestinos lanzan un cohete básico que data de la década de 1950, una tecnología rudimentaria por qué Israel lanza un cohete de última tecnología? Israel quiere controlar y despojar el medio oriente".

"No tiene sentido que los judíos se metan en esa tierra tampoco. ¿Por qué no le quitan Berlín a los alemanes que fueron los que generaron el Holocausto Nazi? ¿Por qué no van adonde estuvieron los campos de concentración? ¿Por qué no hacen el Estado de Israel en Europa? Este conflicto no tiene motivos ni justificación. Estamos frente a la utilización sesgada del epíteto, del calificativo para manipular la información", reprochó.

Díaz se permitió aportar una reflexión personal:

"Si los judíos mataron a Cristo, quienes lo condenaron por hereje, y Roma fue la que condenó a Jesús. ¿Por qué para los cristianos apoyan a los judíos, pero rechazan a los árabes que sí creen en Jesús y lo tienen como profeta?".

Un conflicto incómodo para aliados de Israel

Para el corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, la situación actual deja a los gobiernos de las naciones signatarias, en particular a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, en una posición profundamente incómoda, en medio de este conflicto que parece no tener tregua.

Advertisement

Tras suscribir asociaciones con Israel en los campos del comercio, el turismo, la investigación; ahora se encuentran "retorciéndose metafóricamente mientras las imágenes de televisión 24 horas muestran el bombardeo israelí de Gaza, la amenaza el desalojo de palestinos de sus hogares en Jerusalén Este y el reciente asalto por parte de la policía del recinto sagrado de la mezquita Al Aqsa de esa ciudad", explicó para un reporte de la BBC.

El gobierno de Bahréin ha sido uno de los varios que emitió declaraciones esta semana reafirmando su apoyo a la causa palestina. Mientras, que Arabia Saudita que se ha visto sometida a una fuerte presión de Estados Unidos para subirse al tren de la normalización de su relación con Israel, "están respirando aliviados por haberse resistido, tal vez temiendo que algo exactamente como esto pudiera suceder".

Alfredo Díaz nació en Venezuela. Obtuvo su título de Profesor de Historia en el año 2005 en el Pedagógico Luis Beltrán Prieto Figueroa de Barquisimeto, mención manca cum laude. Es políglota: maneja el hebreo, árabe, portugués y el español. Tiene en su haber 16 años de experiencia como docente. Actualmente vive en Lara.



Tendencias