article-thumb
   

Colectivos y Tupamaros imponen su ley en el 23 de enero

Admin

Darvinson Rojas.- La presencia de grupos armados en la parroquia 23 de enero de Caracas no es un secreto, sobre todo para los más de 84 mil habitantes que hay en sus distintos sectores, quienes día a día viven con la presencia de grupos criminales, miembros de colectivos o militantes del Movimiento Revolucionario Tupamaro en sus calles.

En El Observatorio, los vecinos reconocen que a veces las organizaciones que apoyan al gobierno realizan mercados a cielo abierto y operativos de salud para beneficiar a la comunidad, pero las malas acciones causan terror y prevalecen cuando quieren imponer su ley.

El lunes en la noche fue asesinado un adolescente de 17 años en la zona central del 23 de enero, al frente del Liceo Manuel Palacio Fajardo, donde ejercía su derecho al voto el expresidente Hugo Chávez y ahora lo hace el presidente Nicolás Maduro Moros.

El joven había salido de su casa con unos amigos y fue acribillado por un grupo armado con 17 disparos. Los residentes atribuyen el hecho al Movimiento Revolucionario Tupamaro, a quienes acusan de matar a cualquier persona sin tener motivos.

“Nosotros estamos en el barrio porque no tenemos donde vivir”, dijo una persona de El Observatorio. La banda delictiva “Los Quilombos” es otro grupo que de la zona que registra varios homicidios de civiles y funcionarios policiales en su historial.

La parroquia caraqueña cuenta con la presencia del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana y efectivos de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana. También está la sede de la Comandancia General de la Milicia Nacional y el Cuartel de la Montaña.

Comentarios

comentarios