article-thumb
   

“Colocan linternas en nuestras partes íntimas”, denuncia familiar de preso político

El Cooperante | 8 febrero, 2018

Caracas, 8 de febrero.- El sargento Rubén Bermúdez, que fue detenido durante una cita de la Dgcim por presunto intento de golpe de Estado en 2017, requiere ser operado del ojo y hasta la fecha las autoridades han hecho caso omiso. “Rogamos a Dios por la justicia. Él no ha cometido ningún delito”, manifestó su hermana Odalys Bermúdez.

Lea también: ¡Represión! Más de doce mil “presos políticos” contabilizó Foro Penal desde el 2014

Bermúdez fue detenido y permaneció 55 días aislado, estuvo 15 días sin aseo personal y sin comida, luego fue trasladado a Ramo Verde, y en mayo lo recluyeron en la 26 de Julio, en Guárico, sin informar a los abogados ni a familiares de la causa.

Un nuevo frente de mujeres integrado por madres, esposas, hijas y hermanas de presos políticos que surge con el apoyo de Foro Penal denunció este miércoles las humillaciones a las que constantemente son sometidas por parte de las autoridades, para poder visitarlos en las cárceles del país.

Odalys Bermúdez describió que cada vez que va a la visita, “las requisas son denigrantes y humillantes. Nos meten en un cuarto con otras mujeres, somos como diez y las funcionarias nos hacen desvestir completamente y colocarnos sobre un espejo. Nos piden que nos agachemos una y otra vez, y que pujemos mientras nos colocan linternas en nuestras partes íntimas para revisarnos. Si no hacemos esto, no nos dejan ver a nuestros familiares”.


Asegura que en la cárcel 26 de Julio está prohibido el ingreso de hombres, mujeres embarazadas o con la menstruación, así como menores de edad. “No ven ni a sus hijos ni a sus hermanos. Para que entre un padre debe llevar el acta de defunción de la mamá”, sentenció.

 

Comentarios

comentarios