article-thumb
   

Colombia ofrece recompensa por asesinos de excombatientes de las FARC

Reinaldo Villanueva | 9 enero, 2020

Caracas.- El Gobierno colombiano anunció este miércoles que dará recompensar hasta por 4 mil millones de pesos, (1,2 millones de dólares) para quienes proporcionen información a las autoridades para capturar a responsables de los asesinatos a desmovilizados de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Le pude interesar: “Los números no les dan”: Prosperi explica por qué los autoproclamados de la AN no tenían quorum

Según la agencia internacional de noticias, Efe, el director de la Policía, General Óscar Atehortúa, manifestó a la prensa que «se ha creado un nuevo cartel» con 30 personas acusadas de cometer crímenes contra excombatientes, entre ellos los máximos jefes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).





“Todos ellos están vinculados directamente a través de investigaciones, y con un acerbo probatorio recolectado con nuestra Fiscalía General, a algunos eventos específicos donde le han causado la muerte o han amenazado o han hecho atentado contra personas en proceso de reincorporación de las FARC”, afirmó.

Los líderes del ELN, Eliécer Helinto Chamorro, alias “Antonio García”; Gustavo Anibal Giraldo, alias “Pablito”, y Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, máximo jefe de la guerrilla, por quienes las autoridades ofrecen hasta 4 mil millones de pesos, son quienes encabezan los carteles.

A estos le sigue Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, también miembro del Comando Central (COCE) de esa guerrilla, por quien se pagaría hasta 2.100 millones de pesos (647.800 dólares) por información que permita su captura.





La Organización de las Naciones Unidas (ONU) divulgó el pasado 31 de diciembre un informe en el que señaló que 2019 fue “el año más violento” para los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz, pues en ese periodo se asesinaron 77 desmovilizados.

El último caso registrado ocurrió el pasado 2 de enero, cuando fue asesinado el desmovilizado Benjamín Banguera Rosales en el convulso departamento del Cauca (suroeste), lo que se convirtió en el primero de este año.

Ante este panorama, el jefe de la Misión de Verificación de Naciones Unidas para el proceso de paz en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, dijo hoy que el principal reto para el Estado es mejorar la seguridad de los desmovilizados de las FARC, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

“Evidentemente hay grandes desafíos, unos de largo aliento y otros de corto plazo. Destacamos dentro de los desafíos los temas de seguridad”, dijo el diplomático en una declaración en la Casa de Nariño después de reunirse con el presidente Iván Duque.