article-thumb
   

Con 1,8% de electores, nuevos centros son claves para victorias quirúrgicas del PSUV

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- El uso de centros móviles, urbanismos de la Misión Vivienda y caseríos o invasiones como centros de votación no es una novedad. En las elecciones presidenciales de 2012 y 2013 ya abundaban y, como era de esperarse, los números que arrojaron fueron en más de 95% favorables al oficialismo, llegando incluso a 100% en algunos casos. La novedad para esta elección parlamentaria radica en la expansión de nuevos centros con estas características que parecieran inofensivos si se toma en cuenta que en ellos solo vota 1,83% de los electores.

Fueron 1.012 nuevos centros los que creó el Consejo Nacional Electoral (CNE) para estos comicios, lo que equivale a 7,48% del total de centros electorales habilitados este domingo, es decir, 13 mil 525. En estos nuevos centros están inscritos para votar 351 mil 170 personas de un universo de 19 millones 152 mil 136. Según la auditoría realizada el 5 de agosto, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) encontraron que 673 de estos nuevos centros funcionan en lugares distintos a los tradicionales institutos de educación.

3d2e5215-7ec5-435c-bb02-273eb388da45

En las presidenciales de 2012 y 2013 se repitieron resultados por debajo de 5% para la oposición en al menos 24 centros electorales ubicados en desarrollos urbanísticos de la Misión Vivienda, centros móviles, casas comunales, entre otros. En una elección presidencial, en la que solo cuenta la totalidad del voto nacional, esta presunta irregularidad resulta totalmente inofensiva, aunque en un escenario de un resultado tan cerrado como ocurrió en 2013, cuando la brecha fue de apenas 1,49%, puede hacer la diferencia esa población electoral de 1,83% ubicada en estos nuevos centros electoras.

La situación que se avecina es otra. En una elección por circuitos como la de este domingo, la ubicación de estos centros resulta estratégica para lograr victorias en espacios con una diferencia muy estrecha, con acomodo de votos de manera tan quirúrgica que un posible fraude pasaría inadvertido. Así por ejemplo, el estado Miranda es el segundo con mayor número de nuevos centros de votación. De los 1.012 nuevos centros 94 están en esta entidad y el circuito 6 resulta clave porque ahora elige dos cargos en vez de uno, ya que se quedó con el  diputado que el CNE le quitó al circuito 2, compuesto por Chacao, Baruta, El Hatillo y la parroquia Leoncio Martínez de Sucre, de tendencia opositora irreversible.

Vale recordar que en 2012 y 2013 se registraron resultados casi absolutos para el oficialismo en tres centros de la Misión Vivienda del estado Miranda (Desarrollo Urbanístico Charallave Norte, Desarrollo Urbanístico La Haciendita y Desarrollo Urbanístico Ciudad Lebrún) que sumaban un total de 265 electores y los dos primeros están en el circuito 6.

En Zulia hay 147 nuevos centros de votación, siendo la entidad que se ubica por encima de Miranda. De estos 147, en el municipio Maracaibo se encuentran 58, la mayoría en el circuito 4, ubicado en el oeste de la capital zuliana. Vale acotar que este circuito tiene una tendencia histórica que se inclina hacia el oficialismo pero en los últimos procesos se ha venido cerrando la brecha y en las parlamentarias de 2010 la MUD ganó esta circunscripción con una ventaja de apenas 2,9%.

Situación similar ocurre en Carabobo, donde se crearon 62 nuevos puntos y 64% de ellos están ubicados en urbanizaciones de la Misión Vivienda y caseríos o invasiones, con el componente adicional de que más de la mitad, 39 para ser exactos, se encuentran en el circuito 5, compuesto por cuatro parroquias del Sur de Valencia y el municipio Libertador, donde se escogen tres diputados, y  en 2010 el Gobierno ganó por un promedio que se ubicaba ligeramente por encima de un punto porcentual.

 

Comentarios

comentarios