Connect with us

El Dato

Con la gira a Zulia y Falcón, Juan Guaidó volvió a derrotar en la calle a Nicolás Maduro

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas.- La gira de Juan Guaidó en el marco de la Operación Libertad que arrancó este fin de semana en Zulia y Falcón, ha dejado claro que Nicolás Maduro sigue gobernando, pero dentro de los cuarteles y en el Palacio de Miraflores. Las multitudes que acompañaron a Guaidó refuerzan la tesis de que el liderazgo del presidente interino sigue más que vigente, obligando a Maduro a tratar de detenerlo usando la miserable estrategia de barricadas en las autopistas con activistas violentos en estado de embriaguez y el respaldo de la Guardia Nacional Bolivariana.

Le puede interesar: Hugo Carvajal se alista para revelar muchas de las miserias de Nicolás Maduro en el poder

Juan Guaidó fue a Cabimas, Machiques y Perijá y recibió un baño de multitudes. Coronó en Maracaibo con un mitin en la avenida 5 de Julio a casa llena, algo que solamente han logrado en otros tiempos Manuel Rosales, Henrique Capriles y Henry Ramos Allup. La maniobra del chavo-madurismo utilizando estrategias penosas para procurar impedir el paso de Guaidó deja clara la realidad sobre cuál es el estado real del régimen, que acorralado económicamente; aislado en el plano internacional y con Donald Trump al frente de una ofensiva diplomática y política, no le ha quedado más remedio que ir directamente contra Juan Guaidó, pues la estrategia contra Roberto Marrero nunca llegó a funcionar.

Luego Guaidó se dirigió a Falcón y tampoco nadie que pudo detenerlo. Que Maduro no haya sido desalojado del Palacio de Miraflores no significa que haya ganado la partida, pues por alguna razón no ha dejado de perseguir a Guaidó y a su entorno. Atrás quedó el discurso de ignorar a Guaidó. Y más frescas que nunca están las palabras de Diosdado Cabello, quien ya anticipó que el poder peligra. "O nos mantenemos unidos o nos hundimos", dijo Cabello.  ¿Ya se hunde el régimen de Nicolás Maduro?

 

 

Advertisement

 



Tendencias