Connect with us

Destacados

Conductores Yummy reconocen fallas de la app: "Ni nosotros nos podemos comunicar"

En 2021, el fundador y CEO de Yummy, Vicente Zavarce contó a Forbes cómo opera la aplicación que ha generado 4 millones de dólares a inversionistas

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Cortesía.- En días recientes, una avalancha de denuncias contra el servicio delivery de la empresa Yummy se han hecho viral en Twitter. Las principales quejas corresponden a la deficiencia en atención al cliente y fallas en el servicio S.O.S. Otros usuarios han manifestado que tras hacer un reclamo deben esperar hasta 1 hora para ser atendidos y que no le reembolsan el dinero, sino a través de la wallet de la misma aplicación. El Cooperante contactó al equipo de Yummy vía redes sociales y correo electrónico sin éxito, pero pudo conversar con un par de conductores para conocer su opinión al respecto: coincidieron en que las fallas son persistentes. "Ni nosotros mismos nos podemos comunicar".

Lea también: En claves: todo lo que usted debe saber sobre el pago de impuestos en dólares

El departamento de "fraudes y reembolsos" de Yummy respondió al usuario Giorgio Pérez (@Giorgiop94), horas después de su denuncia, le devolvieron el dinero y le dieron un bono en "Yummy Créditos", tras hacerse viral en Twitter. Esta es solo uno de los innumerables reclamos que señalan que la app es una especie de "fraude", debido a sus fallas.

En el caso de Giorgio Pérez, escribió el pasado 19 de febrero que Yummy lo estafó, debido a que luego de realizar su pedido y enviar el pago, el conductor se comunicó con él para decirle que no realizan entregas en Oripoto y que si quería que se lo llevara hasta su residencia tendría que darle "una ayudadita". "Hicimos un pedido por Yummy para Oripoto. Pedimos KFC, éramos 5 personas y fueron 30 dólares. Después de hacer el pago (pago móvil) y esperar aproximadamente una hora a que el pedido saliera, nos llama el yummer a decirnos que no llega a nuestra locación. El yummer nos dice que puede llegar hasta Piedra Azul (nosotros estamos en Oripoto a cinco minutos) y que si quiere que llegue a nuestra casa que le diéramos una "ayudadita", porque a él no le pagan al parecer", fustigó en un hilo de mensajes publicados el 19 de febrero.

Tras esperar más de una hora la respuesta del equipo de Yummy, le indicaron que efectivamente debía retirar el pedido en Piedra Azul.

Advertisement

"Quiero que alguien me explique ¿qué servicio delivery hace que su cliente tenga que salir de su casa a buscarlo? ¡Una locura! El tiempo seguía pasando y nada que resolvían el problema, pasaron dos horas y al final nos dijeron que el pedido fue cancelado", explicó. "Lo peor de todo es que no nos regresaron la plata, te la ponen en la wallet para que convenientemente uses ese dinero solo en su app, o sea, un robo. Nos estábamos muriendo de hambre y les preguntamos si nos pasaría lo mismo si volvíamos a pedir".

Al iniciar otro pedido, le respondieron que no llegaban a Oripoto porque esa zona no forma parte de Caracas y le cancelaron el pedido a los 10 minutos. El cliente desistió y le regresaron la plata en Yummy créditos, pero al día siguiente había bloqueado su cuenta.

"Hoy íbamos a vernos para usar esos créditos y no se imaginan, bloquearon la cuenta de Yummy, con más de 30 dólares en la wallet. En estos momentos estamos peleando para que nos regrese ese dinero que no es de ellos. Yummy es una estafa, no vuelvan a pedir ahí, el pedido se debería pagar después de confirmado, no antes. No dan vuelto, no te regresas la plata, te bloquean y no te resuelven absolutamente nada. Todo mal con Yummy", condenó.

Posteriormente, informó que la jefa del departamento de fraudes y reembolsos de esta aplicación se comunicó directamente con él para tratar de compensarlo y estaba "muy apenada" por lo acontecido.

"El día de ayer se comunicó conmigo la jefa del departamento de fraudes y reembolsos, e comentó que están súper apenados por lo que sucedió y que todo se manejó de manera incorrecta, para ella este problema nunca debió haber pasado y están tomando riendas en el asunto. Efectivamente la plata ya fue devuelta en su totalidad a la cuenta del banco y nos dieron un bono en Yummy Créditos".

Advertisement

Además, la persona aseguró que se llevaron a cabo cambios internos para evitar que esto siga pasando.

¿Por qué Yummy no responde?

El Cooperante se comunicó con la empresa a través de su cuenta en la misma red social @PideYummy, a través de un mensaje directo que obtuvo respuesta unas horas después. La intención de esta redacción era dar a conocer la respuesta de la gerencia o de algún representante de la misma ante las innumerables denuncias, pero al cabo de dos días nuestra solicitud enviada al correo electrónico que indicaron no había sido atendida.

"Gracias por comunicarte con nuestro equipo. Puedes escribirnos al siguiente correo [email protected] para procesar tu solicitud", fue el mensaje enviado por parte de Yummy.

EC también intentó comunicarse a través del número de teléfono que se encuentra en Google, sin éxito. El número telefónico no pertenece a la empresa y tampoco se corresponde la dirección que allí indica, según la cual las oficinas de Yummy están ubicadas en la avenida Libertador de Caracas.

Como si de una misión detectivesca se tratara, El Cooperante siguió la pista de dos conductores Yummy para saber si ellos podrían facilitar alguna información de sus superiores y fue una gran sorpresa conocer que ni los Yummy Rides, ni los Yummy delivery conocen para quién trabajan, ya que todo el proceso de contratación se hace a través de la app.

Advertisement

"Es complicado porque ni nosotros mismos nos podemos comunicar, es cierto que el sistema tiene muchas fallas y cuando intentamos comunicarnos con nuestros superiores tardan mucho tiempo en responder. El sistema es difícil, pero este es mi trabajo y tengo que tener paciencia", comentó el hombre que prefirió el anonimato.

Según dijo él no sabía de las denuncias realizadas a través de Twitter porque "no le da tiempo" de revisar las redes sociales, pero lleva varios meses trabajando con la empresa y nunca ha conocido a sus jefes directos o superiores.

"Creo que deberías buscar la manera de encontrarlos por otra vía y me avisas porque yo no sé ni para quien trabajo", expresó entre risas. "Son muy anónimos, pero en este caso deberían dar la cara porque están afectando a los clientes y eso terminará por afectarnos a nosotros mismos. No sé dónde queda la sede, ni nada por el estilo, todo se hace a través de la aplicación, creo que ellos están fuera del país".

Otro empleado de la plataforma coincidió con su compañero respecto a las fallas.

"Sí, es cierto porque hasta uno mismo tiene inconvenientes frecuentes con los pagos, con el soporte y otras cosas, pero supongo que es porque no se dan abasto porque somos muchos empleados y conductores y salen muchos pedidos", expresó a EC.

Advertisement

Sobre dónde pueden encontrarse los directivos de Yummy, él joven precisó que las oficinas se encuentran en el Centro Banaven, mejor conocido como Cubo Negro, en Chuao.

"Entiendo que las oficinas están allí, pero no sé si allí están los directivos o algo por el estilo. Nunca he ido hasta allá porque cuando nos contratan todo se hace por teléfono", sostuvo.

Al tiempo que detalló que la licencia, antecedentes penales, referencias de trabajo, fotos, currículum y todos los requisitos necesarios para poder formar parte del equipo de Yummy es enviado vía PDF a través de la app.

"Espero tengas suerte, pero sí es verdad que el servicio tiene fallas y el cliente siempre tiene la razón", agregó antes de despedirse rápidamente porque entregaría un pedido.

Otras denuncias

Advertisement

@pattypaezzz es otra usuaria de la red social que se ha convertido en la plataforma ideal para dar a conocer denuncias de todo tipo. La mujer contó que solicitó un servicio a Yummy Rides y cuando el conductor la llamó para confirmar el viaje, le preguntó si ella no tendría problema en que otra persona estuviera dentro del vehículo, según el sujeto se trataba de un familiar.

La usuaria -reconociendo que tal vez no fue apropiado- aceptó y esperó que llegara el servicio, pero el modelo de automóvil que indicaba la descripción de la app no era el mismo que manejaba el conductor.

"Llamé al conductor para ver dónde estaba y me dice: "es una Explorer negra en la esquina". Pero la app me decía una Fortuner. Cuando llego al carro, efectivamente no era la placa que me decía en la app, estaba el conductor y su familiar en el carro. Eran dos chamos en una camioneta que no era la registrada en la app y sin las calcomanías. Se imaginarán la confianza que le genera eso a una mujer en Venezuela. Decidí no montarme para prevenir cualquier cosa porque mi mamá me enseñó bien, piensa mal y acertarás".

Ante la alterante situación, decidió no montarse ya que le generó desconfianza. Procedió a cancelar el viaje, pero el conductor indicó que ya el recorrido había iniciado. Paty presionó el botón SOS para tratar de que el servicio se comunicara con ella y explicarle lo que había pasado, pero no recibió respuesta.

A Astrid Labrador le sucedió algo parecido al caso de Giorgio Pérez, según contó vive en El Hatillo y al recibir su pedido, el conductor le sugirió que le estaba haciendo un favor por ir tan lejos.

Advertisement

"Vivo en El Hatillo y uno me dijo con razón nadie quiere venir para acá, tu pedido fue rechazado tres veces y yo lo acepté", escribió. "Como si el me estuviera haciendo un favor, cuando estoy pagando por ese servicio. Hice el reclamo a Yummy y lo único que dijeron es que no volvería a pasar".

La doctora Jenny Márques @holasexologa también ha sido afectada por el mal servicio de Yummy, ya que tuvo que esperar varias horas por un pedido porque no tenían disponible el pago a través de Zelle.

"Ellos siempre tienen un tema por una cosa u otra. El otro día “no les servía el Zelle”, pero si les servía para cobrar y retener el dinero. Tuve que esperar dos horas por un pedido que hice porque el reembolso eran 48 horas. Me despacharon 3 horas después", escribió.





Tendencias