article-thumb
   

Conflicto en el TSJ originó suspensión de medida cautelar contra la UCV

Danny Leguízamo | 28 febrero, 2020

Caracas.- Un magistrado de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, aseguró este viernes a El Cooperante, que dentro del órgano judicial se tomó la decisión de suspender la medida cautelar contra la Universidad Central de Venezuela motivado a «tensiones políticas» entre los togados. Pero apunta que el procedimiento «está vivo todavía». Y revela algo más: hubo puentes con sectores de la oposición.

Le puede interesar: Tras protesta estudiantil, TSJ suspende medida cautelar que ordenaba elecciones en la UCV

El Tribunal Supremo de Justicia controlado por Nicolás Maduro sorprendió el jueves en Sala Constitucional con una ponencia de la magistrada Carmen Zuleta de Merchán. La sentencia N° 0047-2020, señala que se suspende de oficio la medida cautelar aprobada en el aludido fallo N° 0324, atendiendo al compromiso de las representaciones de las universidades nacionales de renovar democráticamente las autoridades universitarias cuyo período está largamente vencido.





En este sentido, las diferentes casas de estudios deberán iniciar un proceso eleccionario que ponga en práctica el principio de universalidad y sectorización de la comunidad universitaria y, a tal efecto, les corresponde ajustar transitoriamente sus reglamentos electorales de acuerdo a los parámetros contenidos en la sentencia N° 0324 del 27 de agosto de 2019.

Un magistrado de la Sala Constitucional, del grupo de Carmen Zuleta de Merchán y bajo estricta condición de anonimato, accedió a revelar las razones de fondo que provocaron un aparente «retroceso» del TSJ. Parco, este magistrado despachó en dos platos sus alegaciones.

«La suspensión obedece a razones de tensión política. No decide el fondo solo la medida cautelar. Eso está vivo todavía«, dijo.





Y luego profundizó:

«Las razones del conflicto interno son múltiples. Pero hubo acuerdos con sectores de la oposición para evitar la penetración del Tribunal Supremo de Justicia en la Universidad Central de Venezuela. De allí se originó el conflicto, pues buena parte de esos magistrados viene de universidades autónomas. No fue fácil tomar la decisión. No fue fácil», enfatizó