article-thumb
   

Conflicto entre Cabello y Maduro: Lo que hay detrás de la misteriosa detención de Juan Guaidó

Danny Leguízamo | 15 enero, 2019

Caracas.- La versión que ofreciera Jorge Rodríguez por el caso de la detención del diputado Juan Guaidó se cae por su propio peso. Nadie creería que algún funcionario del Sebin, de manera autónoma, se atreva a proceder con la detención del presidente de la Asamblea Nacional. En varias notas de El Cooperante, he escrito sobre la rivalidad que existe entre Diosdado Cabello y Nicolás Maduro. Una agria batalla que comenzó con Hugo Chávez enfermo, y cuyo nuevo capítulo fue la detención de Juan Guaidó, tal como apuntan varios analistas. Que nadie se sorprenda si en un eventual resquebrajamiento definitivo de la cúpula del poder que conduzca a una transición, esta pugna termine siendo un factor decisivo.

Le puede interesar: ¿Llegó el momento de la purga de Nicolás Maduro contra Diosdado Cabello?

Diosdado Cabello, quien tenía el control del Sebin a través de González López, se lo arrebatan con la destitución de este último. En aquel entonces, escribimos que la salida de González López del Sebin también tenía nombre de mujer, pues Katherin Hurrington, la ex vicefiscal, es una pieza de González López que salió de la Fiscalía al tiempo que Maduro decidió remover a González López tras un peligroso -y confirmado incidente- con funcionarios del Sebin y la caravana presidencial. Este dato lo confirmó nada menos que José Vicente Rangel en Televen.





Y en una entrevista concedida al canal NTN 24 este lunes, la periodista Sebastiana Barráez apunta directo al blanco, partiendo del caso de Juan Guaidó:

Lo que revela es esa división interna que hay tanto en el Gobierno como en el partido de Gobierno, donde un sector liderizado por Diosdado Cabello,y el otro, el grupo de Maduro, han entrado en un conflicto. Además, esto no es nuevo. Es un nuevo capítulo de eso que ha venido sucediendo con el caso, por ejemplo, de la caravana presidencial. O que a Tareck William Saab no le hayan permitido el ingreso al Sebin cuando la muerte de Fernando Albán. Eso lo que refleja es que la situación se ha ido desbordando la situación interna de enfrentamiento entre Cabello y Maduro por la pugna por el poder.

¿Y de dónde viene la pugna por el poder que señala Barráez? Pues desde los tiempos de Hugo Chávez enfermo. En ese entonces, el grupo de Nicolás Maduro se le adelantó al de Cabello para la sucesión presidencial. Este otro dato lo terminó aceptando Rafael Ramírez tiempo después en un artículo de Aporrea: que la ventaja de Maduro consistió en haber sido más rápido que él y Cabello.





Derrotado, a Cabello no le quedó más remedio que conformarse con la resistencia dentro de la cúpula. Una cúpula que Maduro moldeó a su imagen y semejanza, con los hermanos Rodríguez y Tareck El Aissami. A Cabello lo mantuvieron allí. No podían deshacerse de él como lo hicieron con Rafael Ramírez, otra piedra en el zapato.

Pero volvemos entonces al incidente con la caravana presidencial. La salida de González López del Sebin podría evidenciar que Maduro se alistaba para desmontar el poder de Cabello. De manera misteriosa, González López aparece como asesor de seguridad de la Presidencia de la República. Entonces no pudieron del todo acabar con el poder de Cabello. Este hecho ha tomado por sorpresa, incluso, al diputado Ismael García, quien en una entrevista este lunes con Carla Angola, confesó que aquello le parecía increíble.

Y esos grupos de Cabello que todavía quedan en el Sebin, son los mismos que detuvieron a Guaidó. Luego, el grupo de Maduro ordenó su liberación. Sobre esta tesis se apoya Barráez. Y se apoyan otros analistas.

Jesús Seguías, presidente de Datincorp, apuntó en su más reciente micro-análisis lo que sigue:

El Gobierno venezolano sabe que ningún funcionario de menor rango va a atreverse a ponerles las esposas al presidente de la AN sin orden de altos mandos, y deja claro que la lucha interna de poderes está saliéndose de su curso normal y está ahogando a toda la estructura del poder.

Y nosotros añadimos: la presencia de Juan Guaidó puede ser un detonante para que la oposición pueda reoxigenarse. Frente a un resurgir de la oposición y el cerco de la comunidad internacional, además de la calamitosa situación económica, es altamente probable que se acelere el resquebrajamiento de las estructuras del poder. En ese eventual ese resquebrajamiento, los únicos protagonistas posibles son Diosdado Cabello, Nicolás Maduro y la Fuerza Armada. 

 

 

Comentarios

comentarios