article-thumb
   

Coronavirus: Cuidado con la superficie que toque, alerta experto de Harvard

El Cooperante | 19 marzo, 2020

Caracas/Foto de portada: RCN.- Según la Organización Mundial de la Salud, el COVID-19 se propaga a través de gotitas respiratorias, que generalmente viajan de uno a dos metros y se asientan en superficies, donde pueden vivir durante unas horas o varios días. Existe el riesgo de contraer la enfermedad al inhalar esas partículas, pero existe un riesgo más significativo de contraerla al tocar superficies, como escritorios, pasamanos o pomos de las puertas, donde esas gotas pueden haberse asentado.

Le puede interesar: Qué hacer con los niños encerrados en casa durante la pandemia

«La transmisión de la enfermedad pasa de toser o estornudar a una superficie de la mano a la cara, y así es como las personas se infectan», asegura Paul Biddinger, director del Programa de Investigación, Evaluación y Práctica de Preparación para Emergencias, de la Escuela de Salud Pública de Harvard. “El buen lavado de manos realmente importa. Si las personas tosen o estornudan en el codo, eso limita la propagación de las secreciones respiratorias. Lo que todos podemos hacer juntos es seguir medidas básicas de higiene que en realidad disminuirán la propagación de enfermedades en las comunidades ”.





Las medidas básicas de higiene pueden parecer obvias, pero son importantes. Lavarse las manos con jabón simple y agua simple mata los virus, pero solo si se hace a fondo y con frecuencia. Las manos deben lavarse durante al menos 20 segundos, el tiempo que lleva cantar la canción «Feliz cumpleaños» dos veces, para garantizar que los gérmenes no se transfieran a los objetos ni se propaguen de persona a persona.

«La mayoría de las personas no se lavan bien las manos», dijo Biddinger. “Tan tonto como suena ir a ver un video de YouTube sobre el lavado de manos, la gente debería hacerlo para aprender cómo hacerlo correctamente. Se ha demostrado claramente que lavarse las manos disminuye la transmisión de enfermedades y disminuye la posibilidad de infectarse ”.

Los desinfectantes para manos pueden ser útiles si contienen al menos 60 por ciento de alcohol, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Pero si sus manos están sucias o grasientas, el desinfectante no funcionará, por eso la agencia favorece el lavado de manos. Un estudio de 2006 encontró que lavarse las manos puede reducir el riesgo de infección respiratoria en un 16 por ciento y un estudio de 2008 mostró una reducción del 21 por ciento.





Los expertos reconocen que la más difícil de las medidas de autoprotección a seguir es no tocarse la cara. Un estudio de 2015 que observó a estudiantes de medicina de la Universidad de Nueva Gales del Sur descubrió que cada uno de ellos se tocaba la cara en promedio 23 veces por hora.

Es importante evitar tocar la cara porque los gérmenes pueden ingresar al cuerpo a través de los ojos, la nariz y la boca. Las manos contaminadas pueden transferir el virus cuando las personas se frotan los ojos, se rascan la nariz o se tocan la boca. «Todos nos tocamos la cara reflexivamente», dijo Biddinger. «Pero tratar de ser más conscientes de tocar nuestra cara disminuye nuestras posibilidades de infección».