article-thumb
   

CorpoMiranda, la “protectora” de Jaua que Héctor Rodríguez ha ido esfumando

El Cooperante | 4 mayo, 2018

Caracas, 4 de mayo.- En algún momento, entre la toma de posesión de Héctor Rodríguez de la Gobernación de Miranda, e inicios de 2018, la Corporación de Desarrollo de la Cuenca del Río Tuy Francisco de Miranda (CorpoMiranda), dejó de existir. Esta empresa sustentada por el Gobierno nacional fue creada tras la derrota sufrida por Elías Jaua ante Henrique Capriles Radonski, en los comicios regionales celebrados en 2012. Para entonces, el actual ministro de Educación, fue nombrado “protector de Miranda” y también presidente de la estadal, con el propósito de fungir como el titular de una Gobernación paralela a la oficial.

Lea también: La multimillonaria obra inconclusa del chavismo que tiene a Caracas sin agua

Fundada el 19 de marzo de 2013 bajo el decreto 9.431 y publicado en la Gaceta Oficial N° 40.135, con el fin de supervisar e impulsar el “diseño, ejecución, seguimiento, control y financiamiento de las actividades dirigidas a fortalecer el desarrollo de la infraestructura vial, de transporte, vivienda, salud, educación, turismo, mantenimiento de infraestructura y servicios públicos, así como de las misiones y grandes misiones socialistas de protección social de la región”, según la información oficial.





En este sentido, a CorpoMiranda se le asignaron importantes planes de desarrollo, como el Proyecto Socialista de Desarrollo Integral de la Cuenca del río Tuy, la cual, entre otros, integra la continuación del Sistema Tuy IV, iniciado en 2009 con el propósito de surtir agua potable a Miranda, Vargas y Distrito Capital por los próximos 50 años, sin embargo, hasta la fecha se desconoce el avance de la obra, así como su fecha de culminación.

Por dos años, Jaua permaneció en frente de la institución sin mayores reconocimientos. En mayo de 2015, fue destituido y lanzado como candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Miranda, y se designó, en su lugar, a Américo Mata, quien fungía entonces como vicepresidente de la Corporación. En 2017 hubo un nuevo cambio. Esta vez, se nombró a Luis Carlos Figueroa como presidente de CorpoMiranda.


Le puede interesar: La multimillonaria obra inconclusa del chavismo que tiene a Caracas sin agua

Durante su gestión, se creó  el Gabinete de Gobierno de Miranda, con el que se endureció la arremetida en contra de la Gobernación opositora. De acuerdo con El Nacional, fueron seis los gabinetes paralelos que se constituyeron: seguridad, producción, obras públicas y viviendas, salud y protección social, alimentación y servicios; todos adscritos a los distintos Ministerios, dirigidos por dirigentes del PSUV y miembros del Frente Francisco de Miranda, y sustentados por los alcaldes oficialistas del estado Miranda.

Incluso, la estadal hablaba públicamente del Plan de Gobierno de la entidad, aunque mantenía bajo perfil la creación de los gabinetes. “Este es un equipo de instituciones del Estado que tienen presencia en Miranda, ya que el gobernador no ha asumido sus roles. Esto lo hacemos ante la urgencia que vive un pueblo harto de no tener quien lo represente; daremos prioridad a la formación de gabinetes que permitan llegar a victorias tempranas en el sector salud, seguridad, obras públicas, vialidad, entre otros”, decía entonces Figueroa sobre CorpoMiranda, que en noviembre, luego de las elecciones regionales, se adjudicó a un nuevo responsable de la institución.

Héctor Rodríguez fue encargado para estar al frente de la empresa, la cual, aseguró entonces el presidente de la República, Nicolás Maduro, continuaría con su misión inicial: impulsar y regir el desarrollo del estado Miranda. A diferencia de sus iguales en Lara o Amazonas, la página web de CorpoMiranda fue eliminada, al igual que su cuenta en Instagram y Facebook, mientras que la de Twitter permanece activa, aunque todos los tuits fueron borrados en enero, lo que sugiere que la compañía fue desmantelada y comprueba que su único y verdadero objetivo, era entorpecer la labor opositora, esto luego de que durante ocho años, la cúpula se mantuviera fuera del poder mirandino. Asimismo, tampoco está adscrita a la Gobernación de Miranda, según lo demuestra su página web oficial.

Hasta octubre, CorpoMiranda distribuía bolsas de comida en algunos sectores de los Valles del Tuy. Residentes de la zona mirandina, dijeron a esta redacción que el pago se realizaba directamente a una cuenta de la compañía, y los productos que les distribuían eran de producción nacional. No obstante, desde entonces solo se distribuyen alimentos a través de los Comité Locales de Abastaecimiento y Producción (CLAP), y el pago debe hacerse en efectivo. Las cajas, a diferencia de las bolsas, solo incluyen productos importados. Otra señal de que CorpoMiranda ya no está en funcionamiento.

La caja chica “roja” en Miranda

En este proyecto, con único fin político, se invirtieron varios millardos de bolívares. En 2013, con su creación, Maduro aprobó más de Bs. 3 mil millones como presupuesto anual, y para enero de 2014, según detalló entonces El Nacional, Jaua admitió que la Corporación había recibido a la fecha 1.2 millardos de bolívares en créditos, lo que suponía casi la totalidad del monto del presupuesto estimado para la Gobernación de Vargas ese mismo año, y 30% más de lo que se le aprobó a la Gobernación de Miranda.

Aunque no está claro cuál fue el monto asignado para 2015, en 2015, la compañía recibió Bs. 5.073.281 millones millones, cinco veces más que el Instituto Nacional de Estadística, y 30 veces más de lo que recibió su sede en Lara, Bs. 154.482.476,24. Pero eso no es todo, y es que aparte de recibir el mayor presupuesto de las corporaciones, CorpoMiranda obtuvo más recursos por créditos. Según la memoria y cuenta del Ministerio de Planificación, la estadal recibió Bs. 2.216.070 millones.

Lea además: Entre deudas y cifras ignoradas: Gobierno silente desahucia a venezolanos con VIH

Los presupuestos de los últimos dos años, no están claros, sin embargo, para finales de 2016, el todavía gobernador de Miranda, Capriles Radonski, denunció públicamente el Gobierno adeudaba a su gestión 16 mil millones de bolívares para temas laborales y programas de alimentación escolar. Mientras que en el último año de gestión de Diosdado Cabello, en 2008, se aprobaron mil millones de dólares, en 2016, la Gobernación apenas recibió USD 31 millones.

Comentarios

comentarios