article-thumb
   

“Cortaduras con hojillas”: Militares detenidos por “conspirar” contra Maduro son torturados

El Cooperante | 9 enero, 2019

Caracas.- Fuerzas de seguridad venezolanas han detenido y torturado a efectivos militares acusados de conspirar contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, según indicaron Human Rights Watch y la organización no gubernamental venezolana Foro Penal en un reporte conjunto.

Lea también: El momento en que una tanqueta de la GNB arremete contra una periodista en Maracaibo

Las autoridades del país también han detenido y torturado a parientes de algunos sospechosos con la meta de obtener su paradero, señalaron. Las autoridades venezolanas han rechazado denuncias de torturas formuladas por diversas organizaciones y han asegurado que en el país hay respeto pleno de los derechos humanos.





El informe analizó 12 casos de 2017 y 2018 que involucran a 32 personas, incluyendo efectivos militares y civiles acusados de conspirar contra el gobierno, así como también parientes de sospechosos.

“El gobierno venezolano ha reprimido brutalmente a efectivos militares acusados de conspirar”, dijo el director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco. “En algunos casos también van por sus familias u otros civiles cuando no pueden encontrar a los sospechosos”.

El documento señaló que efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) o el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) practicaron la mayoría de los arrestos. Los detenidos denunciaron abusos tales como palizas brutales, asfixia, cortaduras con hojillas en las plantas de los pies, descargas eléctricas, ayuno forzado, prohibición de ir al baño y amenazas de muerte.





Vivanco dijo que la información reflejada en el informe se recopiló de primera mano. Investigadores desde el extranjero llamaron a personas residentes en Venezuela, o entrevistaron efectivos militares y sus familias cuando ya habían salido del país. Además, abogados del Foro Penal ejercieron la representación legal de algunos detenidos en audiencias judiciales.

Ambas organizaciones señalaron que las denuncias coinciden con el desempeño mostrado por las autoridades al reprimir protestas callejeras en 2014 y 2017. Desde 2014, Human Rights Watch ha documentado más de 380 casos de tratos crueles, inhumanos o degradantes contra opositores al gobierno, incluyendo al menos 31 casos de tortura en Venezuela.

Más de 12.800 personas han sido arrestadas desde 2014 en relación a protestas antigubernamentales, incluyendo al menos 800 civiles enjuiciados por tribunales militares desde 2017, según el Foro Penal. Pero las organizaciones denuncian que ningún funcionario de alto rango ha sido sancionado hasta el momento.

“La impunidad ante violaciones de derechos humanos es deliberada en Venezuela”, dijo Gonzalo Himiob Santomé, director del Foro Penal.

Información publicada por la agencia de noticias The Associated Press.

Comentarios

comentarios